Las fiestas de Navidad y Año Nuevo son la excusa perfecta para ejercitar uno de los hábitos más saludables para las personas: el agradecimiento. Por supuesto, los primeros que vendrán a nuestra mente serán nuestros socios, colaboradores y nuestra familia. ¿Y tus clientes? ¡No olvides que ellos son el corazón de tu negocio!

Este es el momento ideal de agradecer a nuestros principales aliados por su confianza, lealtad y sobre todo por habernos ayudado a hacer realidad nuestro sueño de emprender o de hacer crecer la empresa. O incluso de realizar algún proyecto personal, como un viaje en familia.

La opción más fácil es enviar un mail masivo a toda nuestra base de clientes, no importa su tamaño. Es algo rápido, y que te sacará del apuro. Pero antes de eso, y si quieres decir gracias de verdad, piensa en estas ideas más efectivas (y que además no te costarán mucho dinero).

1. Envía una tarjeta con un mensaje personalizado

Expresar gratitud tiene, según los psicólogos, efectos muy positivos. Por ejemplo, fortalece el recuerdo de las personas y el deseo por mantener una relación. Por eso, decir gracias es también una gran manera de decir a nuestros clientes “Aquí estoy para ti, como siempre”. Claro que no vas a lograr esto con una simple plantilla de e-mail, así que tómate el tiempo de elegir algunas lindas tarjetas de Navidad y Año Nuevo, de escribir mensajes personalizados y hacer los envíos a tiempo. Puede parecer algo pasado de moda, pero es muy efectivo.

2. Graba un video

Esta herramienta ya ha demostrado su efectividad para captar la atención de la audiencia, así que vale la pena tenerla en cuenta. No hace falta una gran producción, ni siquiera contratar los servicios de un profesional. Lo más importante es lo que vas a decir, así que concéntrate en el guión, piensa en el escenario (pueden ser las propias oficinas de la empresa, decoradas para la ocasión), y rodéate de tus principales colaboradores para grabar un mensaje corto, de no más de dos minutos.

3. Envía un regalo especial

Una pluma o USB con el logo de tu empresa solo pueden decir una cosa: que para ti, ese cliente es uno más. Piensa entonces en algo más original, como un pan dulce elaborado por tus propios empleados en una clase de cocina navideña, artículos de decoración de Navidad elaborados por una empresa que trabaja con artesanos de Chiapas, o boletos para algún espectáculo. Analiza tu presupuesto, haz una lista de tus clientes consentidos y analiza diferentes opciones. Hay muchas, solo hay que tomarse el tiempo de buscarlas y de ser creativo.

4. Obsequia un “upgrade”

Identifica ese 20% de tus cuentas que significan el 80% de tus ventas y consiéntelas con un regalo exclusivo. Por ejemplo, productos y servicios gratis, descuentos especiales para el 2018 o algún otro tipo de detalle que las ubique en un grupo especial de clientes consentidos. Aunque no todos dirán que si, es importante que analices tus números y la capacidad de la empresa para cumplir en tiempo y forma con los ofrecimientos. De lo contrario, esto podría tener un efecto boomerang y terminar afectando tu marca y tu prestigio.

Para más recomendaciones que ayuden a que tu negocio crezca, visítanos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: