Para mantener una operación eficiente y no perder espacios frente a la competencia, las empresas deben hacer inversiones periódicas en tecnología. Pero aunque contemos con un buen equipo de expertos, no es una decisión que deba tomarse a la ligera.

Por empezar, a veces la oferta es variada y no tenemos la información suficiente para elegir la mejor opción. En otras ocasiones, no contamos con el capital necesario. Además, la innovación en hardware y software ha tomado un ritmo vertiginoso, y a veces es difícil decidir si es el momento de adoptar una nueva herramienta. 

¿Cómo hacer entonces una inversión inteligente en tecnología? Aquí te compartimos algunos tips para que puedas tomar mejores decisiones.

1. No olvides que lo primero son los objetivos del negocio

La meta principal de la adopción de nueva tecnología es impulsar el crecimiento de la empresa. Y por eso es tan importante detectar cuáles son los procesos o áreas del negocio que ya no son tan eficientes, o en los que los empleados están teniendo problemas para cumplir en tiempo y forma con sus tareas. Es normal que, por ejemplo, los directores quieran renovar sus celulares cada año. Pero quizá lo que hoy necesita la compañía para generar más ganancias es un Sistema de Administración Empresarial en la nube.  

2. Busca opiniones fuera del área de Sistemas

Por supuesto, primero debes escuchar el diagnóstico y los consejos de los expertos en tecnología. Pero no dejes de lado la opinión de aquel empleado que hará uso de esa nueva herramienta todos los días: a veces, es quien tiene la mejor información sobre la utilidad real de la última novedad tecnológica y dónde puede adquirirse a un mejor precio. Por ejemplo, si llegó el momento de renovar  el software de diseño, habla con tu equipo de diseñadores.

3. Analiza diferentes opciones

Muchas empresas dejan de invertir en tecnología porque asumen que será algo caro y no tendrán el capital suficiente. Sin embargo, cada vez hay más opciones para renovarse, incluso con esquemas de acceso a plataformas a través de la nube a cambio de pagos mensuales. Además, a la hora de analizar los costos, también debes dar un valor monetario a los beneficios que traerá la nueva tecnología, como una baja en los costos y mayores ingresos. Recuerda que solo así podrás tomar una decisión inteligente.

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: