Datos de Banca Empresarial Banamex, PWC y la Incubadora de Alta Tecnología y Aceleración de Empresas del ITESM señalan que en México existen más de 5 millones de empresas. De ellas, 98% son micro, pequeñas y medianas, y aunque el dato parece alentador, lo cierto es que cada año, de las 350 mil y 400 mil Pymes que inician actividades, 40% habrá cerrado antes de cumplir el primer año de operaciones.

Aunado a ello, las mismas fuentes afirman que 44% de las Pymes mexicanas enfrentan el reto de innovar, en tanto que el 18% reporta falta de capacitación para incorporar nuevas tecnologías. En ese sentido, resulta de vital importancia que las desarrolladoras de software de negocios brinden a este segmento opciones que les permitan llevar un control de inventario y una correcta administración de los recursos, a fin de invertir tiempo en la estrategia y no en la operación.

De acuerdo con el Informe Aspel 2013 (documento que da a conocer las herramientas tecnológicas más empleadas por las Pymes en México), 39% de las Pymes cuenta con algún software administrativo o contable para apoyar su ciclo de compra-venta, declaraciones y cálculos, entre otras actividades; sin embargo, 58% aún realiza su administración manualmente o con tablas dinámicas.

Actualmente, existen opciones de administración y finanzas para la pequeña y mediana empresa que llevan la experiencia de negocios más allá de la oficina. A través de soluciones móviles, como SAE Móvil, las organizaciones tienen la posibilidad de levantar pedidos en línea, dar de alta nuevos clientes, acceder y actualizar en línea la información de clientes y pedidos, consultar inventarios y estadísticas en el momento y lugar que se necesite, a través de teléfonos inteligentes y tabletas, incluso desde cualquier navegador. Conoce más de esta aplicación en este video:

Las prácticas de antaño son las que limitan el crecimiento de la empresa. Al utilizar recursos inapropiados o caducos para la captura y revisión, lo único que resulta es caos que se traduce en errores, recapturas, tiempo extra y pérdida de tiempo. El reto, por tanto, será evangelizar a las Pymes para que vean en las Tecnologías de la Información (TI) unas aliadas para la innovación y no un “gasto” exclusivo de los grandes corporativos.

Síguenos en Facebook y Twitter