10 consejos antes de hablar con los medios sobre tu marca

Total
1
Shares

Aunque las redes sociales y los blogs han ganado un protagonismo enorme en los últimos años, los medios de comunicación todavía son un canal muy eficiente para que las empresas compartan su mensaje; y en éstas los voceros tienen una gran responsabilidad como sus representantes.

El primer portavoz de un negocio es su dueño; sobre todo cuando se trata de pequeñas y medianas empresas (Pymes) que aún no tienen el presupuesto necesario para contratar a una agencia de relaciones públicas. Su tarea es clave: comunicar novedades, además de aclarar y establecer una buena comunicación con los periodistas para convertirse en una fuente confiable de información. Y para poder enfrentar situaciones positivas, pero también negativas, es importante que el fundador se prepare y se entrene.

Por eso, hoy queremos compartirte 10 consejos básicos que cualquier emprendedor o empresario debe considerar antes de hablar con los medios. Son consejos específicos y útiles que te permitirán dar los primeros pasos en el mundo de las relaciones públicas.

1. Conviértete en un aliado de los periodistas

Los editores y redactores están siempre en búsqueda de novedades y noticias exclusivas, no solo sobre negocios como el tuyo, sino sobre tu mercado o una gran empresa que quizá conozcas bien. También necesitan datos que les permitan explicar hechos o tendencias para contextualizar una noticia. Ponte en contacto con los periodistas que cubran tu sector y ofréceles este tipo de información para generar un lazo de colaboración con ellos. Convertirse en una fuente permanente de consulta es una muy buena estrategia de marketing de autoridad que puede ayudarte a posicionar tu marca personal y la de tu negocio.

2. Investiga al redactor y al medio con el que vas a hablar

Nunca te confíes. Lee los últimos artículos o ve las últimas entrevistas en vivo del periodista con quien vas a verte a fin de conocer la línea editorial del medio y el estilo del comunicador para preguntar y repreguntar. Esto evitará que no estés preparado para una pregunta incómoda o algún otro tipo de sorpresas, como la comunicación en vivo con un cliente insatisfecho. En el caso de una rueda de prensa, tienes que hacer esta tarea con todos los medios y periodistas acreditados.

3. Aprovecha el poder de las redes sociales

Facebook, Instagram y LinkedIn son ideales para potenciar la visibilidad de artículos, entrevistas y columnas de opinión. Así que usa tu perfil y el de la empresa para anunciar que ofrecerás una conferencia de prensa o que serás entrevistado en un programa de radio. Luego, no solo compartas el enlace a una nota o video, sino destaca afirmaciones o frases que hayas dicho y que tienen el potencial de hacerse virales. Las redes también son útiles para hacer un primer contacto con periodistas y editores; así que sigue sus perfiles, comenta sus publicaciones y compártelas con regularidad.

4. Dirígete al periodista por su nombre

Esta es una excelente manera de romper el hielo, ya que el reportero o editor sentirá que es tomado en cuenta, que será tratado con el mayor respeto y que tendrá toda tu atención durante la entrevista o charla telefónica. En el caso de una rueda de prensa o de una sesión de varias entrevistas en un solo día, ayúdate con tarjetas en las que figuren, además del nombre del periodista, los datos más importantes del medio para el que trabaja.

5. Habla con datos a la mano

Prepara con anterioridad toda la información que necesitas para refutar una información equivocada y para sostener tus propios argumentos. Si te limitas a dar tu opinión sobre algún tema y no los sustentas con datos concretos darás una imagen liviana y poco confiable. Busca estudios, encuestas, estadísticas oficiales y registra los números importantes en tarjetas o en tu celular para no cometer errores.

6. Cuando no sepas algo dilo con honestidad

No necesitas demostrar que eres infalible. Es peor dar una imagen de poca seriedad al ofrecer datos inexactos o no confirmados por fuentes oficiales. Además, solo lograrás que los periodistas se pongan más incisivos. Ante esta situación di con toda honestidad que no cuentas con esa información, pero que te comprometes a buscarla y entregarla en una próxima entrevista o a través de un correo electrónico o una llamada telefónica.

7. Responde sin rodeos

Si te hacen una pregunta incómoda es mejor resolver la situación de una vez para evitar caer en una sesión interminable de repreguntas. Si tienes enfrente a un periodista entrenado no podrás escaparte con afirmaciones rebuscadas, evasivas o tratando de llevar el eje de la discusión a otro lado. Si no puedes hablar aún de determinado tema; por ejemplo, de un problema de un competidor o porque simplemente no quieres hacerlo, dilo de entrada de manera directa y respetuosa.

8. Muéstrate siempre auténtico

No solo es clave que no mientas ni ocultes información; tampoco intentes presentar una imagen falsa, ya que los buenos periodistas tienen un olfato especial para detectarla y siempre podrían investigar cuál es la realidad. Habla de tus éxitos, pero también de tus fracasos. Admite qué cosas todavía no has podido resolver, así como de los conflictos que has tenido que enfrentar y de todo aquello que te falta por aprender. Preséntate como alguien cercano y empático, no como un súper héroe inalcanzable e incapaz de inspirar y motivar.

9. Presta atención a tu voz y a tu lenguaje corporal

Aunque es una habilidad que se consigue con la práctica, es recomendable practicar frente al espejo antes de cada entrevista. Habla de forma clara con una buena modulación y velocidad adecuada. Aprovecha las pausas y evita que los tonos agudos delaten que estás nervioso o enojado por una pregunta. En cuanto al cuerpo, no asumas posturas defensivas como cruzar las piernas o los brazos o apretar las manos. También es importante que mires directamente a los ojos al periodista en todo momento.

10. Nunca pidas revisar el texto o video que se publicará

Por último, evita caer en el mayor error que puede cometer un entrevistado: solicitar la revisión del material por publicar. Los periodistas y editores serios toman esto como una falta de respeto a su profesionalismo y capacidad para transmitir de manera veraz y honesta una charla. Te puede parecer un hecho menor, pero en la mayoría de los casos afectará tu relación de largo plazo con los medios. Si el tema es muy técnico o incluso polémico, ofrécele al reportero toda tu ayuda en caso de que necesite una aclaración o datos adicionales.

Síguenos en Facebook.

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado:

You May Also Like