Contratar servicios bajo la modalidad freelance es una muy buena opción cuando estás iniciando un negocio, o incluso durante la etapa de expansión. Las ventajas son claras: al no tratarse de un empleado, los costos de contratación son menores; encontrarás profesionales más especializados; y podrás escalar los proyectos más rápidamente.

Pero contratar profesionales autónomos de forma independiente no significa que no tendrás ninguna responsabilidad frente a ellos. O que podrás descuidar aspectos legales que, a la larga, podrían significar problemas graves para tu negocio. Por eso es importante que tengas en cuenta algunos consejos para mantener una excelente relación con tus colaboradores freelance, desarrollar una relación productiva con ellos y mantener todo intercambio comercial dentro de la ley. Y esas recomendaciones son los siguientes.

1. Pide referencias

Aunque no vayas a pasar por un proceso formal de selección de personal, es importante que sepas con qué persona vas a trabajar. Pide al candidato en cuestión que te diga si colabora con otras empresas, y trata de hablar con algún conocido sobre su experiencia con la calidad de su servicio, tiempos de entrega y trato profesional. Si recibes algún comentario negativo, es mejor buscar otra opción.

2. Establece el marco legal de la relación de trabajo

Lo más recomendable es que la empresa y el proveedor firmen un contrato formal de servicios, en el que se establezcan las obligaciones de ambas partes, las condiciones de la relación contractual y las penalizaciones en caso de incumplimiento. Si no lo crees necesario, puedes optar por una más sencilla orden de compra (ODC), en que se incluya el concepto del servicio prestado, el monto a pagar y el plazo de pago. Revisa siempre que estos documentos cumplan con todos los requisitos legales con la ayuda de un abogado.

3. Si es necesario, firma contratos de confidencialidad

Muchas veces, un freelance puede tener acceso a información sensible sobre la compañía o el equipo. Y si no tomas los recaudos necesarios, esos datos podrían terminar en manos de tu competencia. Un caso típico es el de un experto en redes sociales, para cuyo trabajo va a ser imprescindible saber el número de visitas a la página Web de la empresa, o cuáles son los resultados de la estrategia de marketing digital sobre las ventas.

4. Se claro en cuanto a las expectativas de ambas partes

Otro punto importante para evitar malos entendidos y conflictos futuros es establecer qué puede esperar la empresa del colaborador, y viceversa. Por ejemplo, si tu Contador es externo, no puedes exigir la misma rapidez en la respuesta ante una duda que si se trata de un empleado que trabaja a pocos pasos de tu oficina. Del otro lado, el freelance debe saber a qué beneficios tiene acceso o no (por ejemplo, la participación en eventos de capacitación, o el ajuste anual de su tarifa por inflación).

5. Establece mecanismos para el seguimiento de las entregas y el avance de los proyectos

Pueden ser reuniones presenciales o por video conferencia, llamadas telefónicas o mails. También puedes recurrir a aplicaciones como Asana o Trello, que resultan muy útiles para registrar y compartir a través de la nube los diferentes avances, consultas y ajustes. Investiga qué funciona mejor para ti y tu equipo, y trata de establecer un solo mecanismo para todos los colaboradores. Eso hará más fluido el flujo de trabajo.

6. Cumple con tu parte

Por último, y para mantener una relación profesional y de respeto con el colaborador, es clave que seas respetuoso con lo pactado. Principalmente con los plazos de pago, ya que estas personas dependen de estos ingresos para cumplir con sus propios compromisos profesionales y personales. Ten en cuenta además que esto te ayudará a construir una buena reputación en el mercado de profesionales autónomos, por lo que estarás en la posición ideal para atraer al mejor talento del mercado.

¿Estás listo para contratar freelancers?, ¿cuál ha sido tu experiencia con ellos?

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: