El uso adecuado de las redes sociales por parte de los colaboradores es un tema que todavía despierta mucha confusión entre las emprendedores. Ante la falta de información, o el temor de que su marca se vea afectada, algunos optan directamente por prohibir el acceso a Internet durante el horario laboral. Otros, en cambio, permiten el uso indiscriminado de estas plataformas, sin ningún tipo de control sobre los mensajes que se envían desde el interior de la compañía.

Lo que pocos empresarios hacen es aprovechar una de las mejores oportunidades que ofrecen las redes sociales: que los trabajadores se conviertan en embajadores de una marca. Después de todo, ¿quién puede mostrar mayor entusiasmo por un producto o servicio que un empleado enamorado de lo que hace, o feliz de trabajar para una empresa?

Además, ten en cuenta que los consumidores están cada vez más reacios a los mensajes que publican las marcas, y en cambio son más receptivos a aquellos publicados por familiares, amigos o conocidos. Según datos del Barómetro Edelman Trust, el 41% de los encuestados dijo que los empleados son la fuente de información más creíble cuando hablan de su lugar de trabajo.

Claro que el llamado employee advocacy también tiene sus riesgos, y es importante diseñar mecanismos para minimizarlos y aprovechar al máximo las ventajas de esta estrategia. Estos los puntos que deberías tener en cuenta.

No lo hagas obligatorio

Lo primero que debes entender es que los únicos empleados que se pueden convertir en embajadores de una marca son los que están dispuestos a hacerlo. Su motivación y la espontaneidad de sus mensajes son elementos clave para que esta herramienta realmente funcione.

Diseña un plan de comunicación

Los trabajadores no sólo deben estar al tanto de cuál es el plan de la empresa en las redes sociales, sino de cuál es su papel, cuál es el tipo de contenidos que están invitados a compartir, en qué situaciones no pueden intervenir y cuáles son las reglas de protocolo (por ejemplo, qué tipo de fotografías se pueden postear).

Los jefes deben dar el ejemplo

Los altos directivos de la empresa tienen que ser los primeros en mostrarse entusiasmados con esta estrategia, y en compartir contenidos corporativos en su Facebook o LinkedIn personal.

Crea sinergias con el equipo de Social Media

A medida que los empleados empiezan a involucrarse con los mensajes de la empresa, es importante identificar a los que se muestran más activos. Ten en cuenta que ellos serán los principales aliados de los expertos en redes sociales de la compañía al momento de lanzar una campaña, o responder ante una queja o comentario negativo.

Capacita a tus embajadores

En general, las plataformas digitales despiertan mucho interés entre las personas, así que no dejes de ofrecer formación específica en Facebook o Instagram a tus empleados. Esto sumará puntos a su curriculum y les dará herramientas específicas para que hagan un uso correcto de los mensajes corporativos (un buen ejemplo es la segmentación de contenidos).

Agradece

No olvides que los perfiles de la marca deben interactuar activamente con las cuentas de los empleados. ¿Cómo? Agradeciendo el comentario de un colaborador, dándole “Me gusta” a una imagen o dando un retuit a una publicación. También puede haber algún tipo de reconocimiento a los embajadores más comprometidos en la fiesta de fin de año de la empresa, o a través de un mail personal del director general.

¿Qué te parecen estas ideas para integrar a tus colaboradores a la estrategia de redes sociales de tu marca? ¿Aplicarías algunas de ellas?

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado:

****

Se prohíbe la reproducción parcial y/o total.