Pensar en grande es uno de los factores de éxito en el que más insisten los expertos en negocios. Y esto no solo tiene que ver con el tamaño de la empresa, o con el número de clientes, sino también con la llegada de la empresa a mercados internacionales.

Después de todo, un negocio puede llamarse realmente exitoso cuando es de alto impacto. Pero salir al mundo no es sencillo: es un proyecto que requiere análisis, tiempo, trabajo duro y muchos recursos. Y sobre todo, una capacidad de “pensar en grande” por parte de su fundador. ¿Pero qué significa realmente pensar en grande? ¿Qué es lo que quizá no estás teniendo en cuenta y que está deteniendo tus planes en mercados externos? Este checklist podría ayudarte a descubrirlo.

☐ Visión de mediano y largo plazo

Un plan de expansión internacional es como una maratón, y es muy difícil que arroje ganancias en poco tiempo. No solo tu empresa debe estar preparada, tú también vas a necesitar una gran cuota de paciencia.

☐ Flexibilidad

Salir al exterior con éxito requiere de una transformación profunda de todas las áreas del negocio: desde la dirección general hasta las de producción, administración o mercadotecnia.

☐ Realismo

No se trata de que no seas ambicioso, ¡al contrario! Pero si es importante medir los riesgos y, sobre todo, determinar cuándo un nuevo proyecto de internacionalización empezará a generar flujos constantes de dinero. ¿Tu negocio está preparado para esperar tanto?

☐ Resiliencia

Como en la vida, todo plan ambicioso significa problemas. ¿Estás listo para enfrentar los errores, aprender de ellos y salir adelante?

☐ Liderazgo

En esta nueva etapa, tu equipo va a tener que redoblar esfuerzos, ser más creativo y comprometerse con el logro de los nuevos objetivos. ¿Te sientes capaz de motivarlo?

☐ Generosidad

Para ganar en mercados externos, lo mejor es contar con socios locales. Pero no puedes esperar quedarte con todas las ganancias de entrada, sino compartirlas y a veces resignarlas hasta alcanzar los resultados esperados.

☐ Austeridad

Por más que tu operación local esté pasando por un gran momento, iniciar un proyecto internacional no te habilita a viajar en vuelos de primera clase o alojarte en hoteles cinco estrellas. Recuerda que la prudencia en los gastos es uno de los rasgos que caracterizan a los empresarios más exitosos.

☐ Capacidad para adaptarse a una nueva cultura

Hacer negocios en un nuevo país requiere interés genuino por conocer otras formas de vivir, tolerancia, respeto y la flexibilidad necesaria.

Ahora que conoces algunos aspectos que implica abrir negocios en otras latitudes, ¿en qué trabajarás hoy?

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: