En la actualidad ya no es suficiente ofrecer un buen producto o servicio y de nada sirve colocar un solo producto por cliente; para sobresalir en el mercado actual, es de vital importancia generar experiencias que permitan que nuestros clientes nos recuerden, recomienden y se mantengan pendientes de todos los productos y servicios que ofrecemos.

Muchas compañías como Disney, Mc Donald’s o Coca-Cola, están conscientes de que mantener un mercado cautivo depende de las experiencias de sus consumidores, su oferta no se basa sólo en productos, nos venden magia, amor o felicidad como eje central de sus campañas de comunicación.

Tomando en cuenta todo esto, te compartimos algunos puntos que te pueden ayudar a generar grandes experiencias de compra.

Cumple tu promesa básica

En muchas ocasiones los consumidores no obtienen los beneficios que esperaban de algún producto o servicio y difícilmente vuelven a comprar, el no cumplir con las expectativas puede llevar fácilmente al fracaso ya que un comprador puede ser influencia negativa para un grupo grande de consumidores.

La magia también está en el empaque

Uno de los valores agregados de las grandes compañías es la envoltura o presentación de sus productos. Existen muchos casos en los que el consumidor compra por el empaque incluso más que por el propio producto, este elemento puede ser un gran diferenciador y en él se pueden depositar todo lo que queremos transmitir de la empresa.

El arte de vender

Podrás tener la mejor oferta, sin embargo debes estar consciente que estamos en un mercado más informado y requiere de la explicación de todas y cada una de las bondades que ofrecen tus productos o servicios; es importante que en relación a tu promesa básica, no caigas en soberbia o exageración.

Primero en tiempo, primero en derecho

Si lo tuyo es distribuir productos o vender a través de internet, es importantísimo cubrir los tiempos de entrega. Prometerle a un cliente algún producto y no contar con los canales de distribución adecuados puede dañar la imagen de nuestra compañía.

En conclusión, tu producto es importante, pero no es lo único que debes ofrecer a tus clientes; la experiencia que brindas puede ser la gran diferencia con el resto de tus competidores y una excelente carta de recomendación para ganar más compradores finales.

 

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: