Las ventas son la sangre del negocio. Bajo esta premisa, los emprendedores requieren de un plan de acción que les ayude a visualizar claramente su mercado meta, el valor agregado del producto o servicio a ofrecer y qué canales de distribución y comercialización son los idóneos. En ese sentido, un modelo de negocio resulta una herramienta práctica y efectiva.

Una opción de modelo de negocio amigable es CANVAS, propuesto por Alexander Osterwalder e Yves Pigneur en 2010 en el libro Business Model Generation. CANVAS surge ante la necesidad de guiar a los emprendedores hacia el éxito. Las ventajas de este modelo son varias: rompe con la solemnidad del ambiente de negocios, es fácil de armar y resulta una excelente radiografía de las empresas.

Para armar un modelo CANVAS necesitas un lienzo de buen tamaño –puede ser un pizarrón, una ventana o hasta una pared–, plumones de varios colores y un paquete de post-it. El espacio destinado para el modelo contendrá 9 bloques en los que integrarás los siguientes elementos de tu negocio:

Modelo de negocio CANVAS

Apunta en cada post-it las respuestas a las preguntas de cada bloque. La intención de hacerlo así es que muevas de lugar, elimines o agregues respuestas cuando quieras. A través de este modelo, sabrás cómo crear, distribuir y capturar valor y, por tanto, asegurarás la permanencia de tu negocio y la efectividad de tus estrategias.

La distribución de los 9 bloques no es arbitraria; por el contrario, responde a un orden que, a continuación, se explica en el siguiente tutorial.

Iniciar un negocio no es un juego y sí una apuesta de vida. Planéalo con calma, analiza las ventajas y los riesgos, prepárate física y mentalmente, y deja el miedo fuera. ¡Ánimo!

Síguenos en Facebook y Twitter