Las alianzas entre negocios pueden ser una de las mejores estrategias de crecimiento, no importa cuál sea su tamaño. No solo porque suman esfuerzos y multiplican los recursos, sino sobre todo porque permiten llegar a nuevas audiencias en menos tiempo.

Seguramente conoces a otros emprendedores y dueños de pequeñas y medianas empresas (Pymes) que, como tú, quieren acelerar su expansión. ¿Pero cómo encontrar al aliado ideal? ¿Qué factores deberías tener en cuenta para tomar la mejor decisión, y no terminar por ejemplo compitiendo por los mismos clientes o afectando la relación con los proveedores? Aquí te lo contamos.

#1 Una visión de negocios compartida

Este es quizá el punto más importante, pero que muchos empresarios olvidan cuando solo se enfocan en la maximización de ingresos y ganancias. Aliarse con otro negocio tiene que ser un compromiso de largo plazo, y para que funcione es imprescindible que todas las partes involucradas coincidan en valores, prácticas, aspiraciones y, al final, una visión del mundo en general. Sin esta base sólida, los problemas no van a tardar en aparecer.

#2 Metas complementarias

También es importante que tengas en claro cuáles son los objetivos actuales de tu negocio y cómo trabajar con otra empresa puede tener un beneficio concreto en los resultados de ambas partes. Por ejemplo, si la idea es incrementar las ventas, busca un aliado que ofrezca productos y servicios complementarios a los tuyos, y con el que puedas compartir un canal de ventas. Tener una audiencia objetivo en común permite además invertir más en marketing, y enriquecer la relación con los clientes actuales y potenciales.

#3 ¿Vas a fortalecer tu red de contactos?

Los empresarios más exitosos dedican tiempo y esfuerzo a hacer networking y sumar contactos valiosos. Y una de las ventajas más concretas de una alianza es la posibilidad de multiplicar esos contactos por 10, o por 100, dentro de los límites de tu audiencia objetivo. Así que antes de sumar fuerzas con otro emprendedor, analiza qué tan conocido es en tu segmento de mercado, qué se dice de él y que tan bien conectado está.

#4 Ahorro de tiempo y costos

Esta es una de las ventajas más atractivas de una alianza de negocios para las Pymes, que suelen sufrir por la falta de presupuesto para encarar nuevos proyectos. Ten cuidado con asegurarte de que las dos partes están haciendo la misma inversión en dinero, tiempo y esfuerzo, porque de lo contrario terminarás “subsidiando” a tu socio con recursos propios. Para evitar caer en esta trampa, es importante dejar todos los detalles de la alianza o de los proyectos que se van a encarar por escrito.

#5 ¿Podrás potenciar tu marca?

Tu marca es uno de los activos más valiosos que tienes, y no puedes ponerla en juego aliándote con un empresario que tiene mala reputación en tu mercado. Busca a un socio reconocido no solo por la calidad de sus productos y servicios, sino por su honestidad, su buen trato con los clientes y proveedores, y su manera de hacer negocios. Para potenciar el alcance de ambas marcas, pueden lanzarse campañas a través de redes sociales, intercambiar contenidos en los sitios Web de ambas empresas, y participar en conjunto en eventos, capacitaciones y entrevistas en los medios.

Para más información que te ayude a hacer crecer tu negocio, ¡síguenos en Facebook!

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: