Generar contenido relevante para tu audiencia objetivo, publicarlo y promocionarlo a través de las redes sociales. Esa es la fórmula que puede darle una nueva dimensión a tu estrategia de marketing digital y aumentar su impacto en el indicador más importante de todo negocio: las ventas.

Porque está bien buscar nuevas ideas de posts, y trabajar duro en la calidad de los textos y las imágenes. Pero si nadie los consume, los contenidos no valen mucho y hasta pueden terminar convirtiéndose en una pérdida de recursos. Por eso es tan importante el papel que juegan las plataformas digitales, que siguen creciendo en número de usuarios y amplificando su llegada.

Para conectar tus contenidos con tus redes sociales, solo necesitas dar algunos pasos estratégicos.

Paso #1. Enfócate en las plataformas correctas para tu negocio

Como explican los expertos, no hay una red social perfecta, o mejor que otra. La que mejor va a funcionar para comunicar qué ofrece tu marca es aquella donde estén tus clientes potenciales, donde más se comuniquen, donde más interactúen y donde al final te van a prestar más atención.

Por ejemplo, la plataforma que todavía ofrece el mayor margen para el crecimiento orgánico es Instagram. Pero si ofreces servicios corporativos, seguramente tu mejor opción será LinkedIn. De todas maneras, lo mejor es armar una mezcla de canales, definir en cuál vas a invertir en publicidad (en algún momento vas a tener que hacerlo), e ir midiendo los resultados, para poder tomar decisiones inteligentes.

Paso #2. Trabaja con un plan

Lo relevante es la estrategia, no el número de publicaciones. Y esto vale tanto para el marketing de contenidos como en redes sociales. Define qué quieres lograr y en cuánto tiempo. Establece con qué recursos cuentas y hasta dónde estás dispuesto a invertir en una campaña.

También es fundamental que analices la capacidad de tu equipo de marketing digital y si es conveniente tercerizar este proceso. Generar contenido de calidad no solo demanda un conocimiento profundo de la empresa y de su audiencia objetivo, sino también saber escribir, editar y usar plataformas básicas de diseño. Y para manejar redes sociales, hay que tener creatividad, una buena capacidad de reacción y vocación de servicio al cliente.

Paso #3. Monitorea las conversaciones alrededor de tu marca

El número de clics sobre un artículo o los “Me gusta” que recibió un post no son los únicos indicadores importantes. También tienes que saber cuáles son las reacciones y los sentimientos de tus seguidores acerca de lo que publicas, porque solo así entenderás qué puede llevarlos a tomar una decisión de compra.

Para obtener esa información vital y medir mejor el desempeño de tus campañas, existen plataformas gratuitas de social listening muy útiles. Una de ellas es Hootsuite, más conocida por sus funciones de gestión de redes sociales. Otras buenas opciones son HowSociable, cuya versión sin costo permite rastrear hasta 12 plataformas, y Mention, que puede monitorizar las menciones de una marca en 42 idiomas.

Paso #4. Mide y ajusta

Saber qué resulta mejor es imprescindible para mejorar el impacto de las campañas y profundizar la relación con tu audiencia. De lo contrario, estarás publicando a ciegas y sin una idea cierta sobre la rentabilidad de cada iniciativa.

Así que trabaja con una planilla de Excel en la que aparezcan los contenidos publicados, el día y la hora, y los resultados que tuvieron (como clicks, posts compartidos y comentarios). Mide además la evolución de cada red social en cuanto a número de seguidores, y cuál es la plataforma que está llevando más visitas a tu sitio. Porque como hemos dicho varias veces en este blog, se trata de construir en terreno propio. Y ese terreno es tu página Web.

Para más información que te ayude a hacer crecer tu negocio, ¡síguenos en Facebook!

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: