Los hoteles boutique son una de las grandes oportunidades de negocios que ofrece el mercado turístico de México. Enfocados en viajeros de mayor nivel socioeconómico y más sofisticados, ofrecen ambientes exclusivos, servicios personalizados y alejan a los establecimientos pequeños y medianos del sector de una estrategia peligrosa: la guerra de precios.

Por supuesto, este nicho también tiene sus retos. Y uno de los principales es crear experiencias únicas para los huéspedes. Este es uno de los típicos consejos de negocios que suenan bien en el papel, pero que son sumamente difíciles de llevar a la práctica. Porque se trata, además de invertir en el lujo de las habitaciones o de servir platillos sofisticados en el restaurante,también de ser creativos y tener la capacidad de sorprender. Y estas son algunas ideas que podrían serte de utilidad.

Crea una historia alrededor de tu marca

Los hoteles boutique suelen estar ubicados en edificios, casonas o haciendas que tienen una historia interesante detrás. ¿A quién perteneció el inmueble?¿Qué eventos importantes sucedieron cuándo empezó a construirse? ¿Quiénes vivieron allí y qué lograron en su vida? ¿El lugar fue el escenario de alguna historia de amor digna de contarse? Con estos datos en la mano, trabaja en una estrategia de storytelling para potenciar el impacto de tu marca y el alcance de tu comunicación.

Conecta tu historia de marca con tu zona de influencia

¿Cuáles es la historia del pueblo o ciudad en la que opera el hotel? ¿Cuáles son sus antecedentes culturales o sus atractivos naturales? ¿Cuáles son los valores o los proyectos sociales que mueven a la comunidad? (por ejemplo, el cuidado del medio ambiente, o el desarrollo económico de trabajadores rurales). Encuentra puntos en común y trabaja en una estrategia para que tus huéspedes se sientan parte de una misión importante, ya sea a través de su consumo diario de alimentos o de alguna actividad específica. Por ejemplo, si el hotel está comprometido con la promoción del arte, las habitaciones podrían estar decoradas con obras de pintores del lugar.

Enfócate en brindar un servicio excepcional

En la hotelería, la calidad del servicio es la razón número uno por la que un huésped vuelve y recomienda un establecimiento a sus amigos y conocidos. Para estar a la altura del desafío, el primer requisito es contar con una operación eficiente, que incluya buenos sistemas administrativos, personal calificado y preparado para solucionar problemas, y detalles que vuelvan inolvidable la estadía en tu establecimiento. Piensa fuera de la caja y olvídate del chocolate en la almohada, o las toallas en forma de animalitos sobre la cama.

No te olvides de la tecnología

El consumidor típico de este mercado busca los hoteles boutique para descansar y desconectarse. Pero a menos que en eso consista tu oferta (por ejemplo, un hotel sin energía eléctrica sin servicios de comunicación), no debes olvidarte de contar con acceso a Internet de alta velocidad, computadoras en perfecto estado, televisión por cable y un sistema rápido y eficiente de facturación. Incluso, debes estar preparado con baterías y cargadores de repuesto, o servicio técnico a domicilio, ante cualquier inconveniente de un cliente con su teléfono celular o tablet. Esto también es parte de un servicio excepcional.

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: