La popularidad de los hashtags comenzó con Twitter. Con el tiempo, su uso se extendió a todas las redes sociales, y hoy es raro ver una publicación que nos los incluya.

¿Pero qué son los hashtags? ¿Para qué sirven? ¿Y sobre todo, cómo podemos usarlos para potenciar el alcance de nuestras publicaciones? Vamos por partes.

Un hashtag o etiqueta está compuesto por el símbolo # y una palabra o frase. Por ejemplo, #marketing o #marketingdigital. Sirve básicamente para hacer referencia a un tema, y entonces permitir a los usuarios detectar una conversación en redes sociales y participar de ella.

Es decir, el objetivo general de los hashtags es ordenar los contenidos que se comparten en una misma plataforma. Pero además, y si queremos que den más visibilidad a lo que publicamos, tenemos que tener en cuenta que cada red social tiene mecanismos propios para manejar las etiquetas.

Para qué sirven

En Twitter, los hashtags sirven para ordenar los contenidos en categorías. En Instagram son muy efectivos para generar comunidades de interés. En Facebook, y como veremos más adelantes, solo son útiles cuando los perfiles son públicos.

La principal ventaja de los hashtags es que permiten aumentar el número de interacciones de una persona o marca con una audiencia objetivo, ya que unen las conversaciones de distintos usuarios en una sola secuencia.

Se pueden usar para noticias de último momento que afectan a un gran número de personas (como una catástrofe natural), días festivos o fechas especiales (como el Día del Padre o el Hot Sale), temas de interés general (como el final de una serie de televisión), temas de interés particular (como negocios), eventos y conferencias.

Cómo usarlos

  • Lo más importante: los hashtags deben añadir valor al mensaje. Es decir, al momento de utilizarlos debes pensar en el beneficio de tu audiencia objetivo (por ejemplo, ¿tus clientes potenciales van a poder encontrar tus servicios o un consejo útil que necesitan en ese momento?).
  • Para que cumpla su función, un hashtag debe aparecer en un post que sea público (es decir, que no pertenezca a una cuenta privada).
  • Un hashtag puede aparecer al principio o al final de una publicación.
  • No te excedas. Al igual que con los emojis, hay que usar los hashtags con moderación. Y nunca es una buena idea que haya más etiquetas que texto.
  • Tip para Facebook: ten en cuenta que el motor de búsqueda de Facebook no detecta los hashtags de las cuentas personales y privadas. Así que déjalos para tu perfil público o la cuenta de la empresa.
  • Tip para Instagram y LinkedIn: no ignores las sugerencias que aparecen cuando empiezas a escribir un hashtag, y que están basadas en su popularidad en cada red.
  • Tip para Twitter: si bien es una red social que ha perdido fuerza en términos de interacción de las marcas con los usuarios (más allá de la atención de quejas y comentarios), todavía sigue siendo relevante por el monitoreo de tendencias, que marcan la conversación pública en determinado lugar. Analiza cuáles son y cómo podrías unir tu marca a un determinado debate. Evita los temas políticos o muy controversiales.

¿Estás listo para usar adecuadamente los hashtags?

Para más información que te ayude a hacer crecer tu negocio, ¡síguenos en Facebook!

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: