Cómo construir relaciones más fuertes con tus principales aliados: tus proveedores

Total
1
Shares

Tener buenas relaciones con los proveedores es uno de los factores de éxito más importantes para los pequeños negocios. Sin embargo, es algo que los emprendedores no suelen tomar en cuenta, sobre todo durante los primeros años de operación de sus empresas.

La cadena de suministro no solo es importante para asegurar los insumos y servicios necesarios para fabricar, vender y distribuir productos; también puede convertirse en una fuente importante de financiamiento y de apoyo ante los tiempos complicados, de alianzas que permitan llegar a nuevos mercados. Por eso, si estás decidido a hacer crecer tu negocio es vital construir relaciones más fuertes con tus principales aliados: tus proveedores. Aquí te contamos cómo lograrlo.

Clave #1. Tómate el tiempo necesario para hacer tu investigación

Además de pedir un mínimo de tres cotizaciones y de tener reuniones con tus potenciales proveedores, ve más allá: busca información y referencias sobre ellos en Internet, idealmente comentarios de clientes sobre precios, tiempos de entrega y calidad general del servicio.

Clave #2. Sé claro sobre tus expectativas

Cuando te interese un proveedor y estés considerando seriamente hacer negocios con él, antes de cerrar un acuerdo dile con claridad qué esperas de él en cuanto a calidad y atención; sobre todo, qué es lo importante para ti, de acuerdo al giro de tu negocio y las expectativas de tus propios clientes. Lo ideal es que dejes estos comentarios por escrito; por ejemplo, a través de un correo electrónico para no dejar lugar a excusas o malos entendidos en el futuro.

Clave #3. Privilegia a los proveedores locales

Cuando un negocio todavía es pequeño puede resultar difícil trabajar con grandes proveedores nacionales, ya que estos suelen exigir compras mínimas y pagos de contado. En cambio, los proveedores de tu ciudad o estado están buscando lo mismo que tú: alianzas y relaciones comerciales de largo plazo. Busca opciones por Internet, pregunta a otros emprendedores o acércate a cámaras empresariales locales para pedir recomendaciones. Busca precio y calidad, pero también relaciones humanas.

Clave #4. Haz tus compras con anticipación

De esta manera no solo asegurarás que tus proveedores tienen el stock necesario y que podrán hacer tus envíos a tiempo; también podrás aprovechar promociones, descuentos y planes de financiamiento; así como tener un manejo más eficiente de tu propio inventario. Para lograrlo, haz controles periódicos de las existencias de insumos en el almacén a través de un sistema eficiente de administración empresarial. Controla también las tarifas de tus proveedores de servicios para detectar aumentos súbitos. Planifica las compras, de acuerdo a las épocas de mayor producción y demanda. Envía tus órdenes de compra preferentemente con dos semanas de anticipación.

Clave #5. Genera redes de apoyo

Apoya a tus proveedores más leales y recomiéndalos entre otros emprendedores o empresarios para que también se conviertan en sus clientes. Así fortalecerás tu relación con ellos y ampliarás la red de apoyo para tu propio negocio. En algún momento esos proveedores también pueden recomendarte. Trabajar en relaciones ganar-ganar es una de las mejores inversiones para el crecimiento de tu empresa.

Clave #6. Mánten a tus proveedores informados sobre tus nuevas necesidades

Cuando un negocio se expande muchos emprendedores cometen el error de cambiar de proveedor por creer que no estarán a la altura de sus nuevas necesidades. Pero, ¿por qué no darles la oportunidad de hacer los ajustes necesarios en su oferta y de crecer contigo? Cuéntales con honestidad qué necesitas ahora, cuál es tu presupuesto y qué otras opciones tienes a la mano en el mercado. Si hay una buena historia en común y la voluntad de seguir trabajando juntos, seguramente podrán ofrecerte una buena solución.

Síguenos en Facebook.

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado:

You May Also Like