¿Alguien dudaría que la creatividad es un factor fundamental para el éxito de un negocio? La necesitamos para agregar valor a nuestros productos o servicios, pensar en nuevas estrategias, para ganar mercado a la competencia, o imaginar cómo conseguir el capital que necesitamos. Las nuevas ideas son el oxígeno que necesita la empresa para crecer, pero no siempre llegan a tiempo.

Te tenemos una mala noticia: si te sientas a esperar que llegue la inspiración, no lograrás nada. Mucho menos si lo haces frente al televisor o pasando horas en las redes sociales. Ser creativos es una habilidad que puede ser promovida con espacio, tiempo y algunos hábitos. Según los expertos, éstos son los más importantes:

Limpia tu mente

La hiperactividad, la ansiedad y el estrés limitan nuestra capacidad para generar ideas. Para darle un descanso a nuestros pensamientos (sobre todo los negativos) y activar el lado más creativo del cerebro (el derecho), no hay nada más efectivo que meditar. Empieza con cinco minutos al día, e incrementa de forma paulatina el tiempo de tus sesiones. Aplicaciones como Calm y Sattva resultan muy útiles, pero si sientes que éste es un reto demasiado grande para ti, busca a un buen instructor o grupo de meditación.

Toma contacto con la naturaleza

Los espacios cerrados, la tecnología y la vida diaria en las ciudades nos desconectan de nuestras emociones y las sensaciones corporales. Cuando te sientas agobiado y limitado por tus pensamientos lógicos, simplemente sal a caminar por un parque o cualquier espacio verde y disfruta de lo que sucede a tu alrededor. En lo posible hazlo solo, para enfocarte en las experiencias del momento y olvidarte de todo lo que tienes que resolver cuando regreses a la oficina.

Escucha música

Una canción favorita puede tener un impacto inmediato en nuestro estado de ánimo. Está comprobado que ciertas melodías, como las de la música clásica, pueden relajarnos y estimular el lado derecho de nuestro cerebro. Cuando estés trabajando en un nuevo proyecto, hazlo con música de fondo, que obviamente no distraiga tu atención. Pueden funcionar las obras de Bach o Mozart o la música electrónica.

Deja salir al artista que llevas dentro

Realiza alguna actividad creativa que te divierta, motive y conecte con tu interior. Puede ser tocar un instrumento, tomar una clase de baile o participar en un taller de escritura. Lo importante es experimentar cosas nuevas, salir de tu zona de confort y liberar la mente, así que disfruta el proceso y no seas muy exigente contigo mismo con respecto a los resultados. Da espacio a estos momentos en tu agenda como si se tratara del evento más importante de la semana.

Viaja

No siempre tenemos tiempo o contamos con el presupuesto, pero entre cambiar el mobiliario de tu cuarto o visitar otro país o ciudad cercana, elige esta última opción. Conocer paisajes espectaculares, nuevas culturas y sobre todo personas con otra manera de ver la vida es la mejor manera de cortar con la rutina y una fuente inagotable de creatividad. Es también una buena forma de recuperar la energía y motivación que necesitamos cuando nos sentimos estancados y agobiados por las responsabilidades del negocio.

Si quieres más recomendaciones para que tu negocio crezca te invitamos a seguirnos en Facebook.

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: