Los días, las semanas y hasta los meses que pueden pasar entre que se entrega un producto y servicio, y se recibe el pago correspondiente, significan una carga pesada para los negocios pequeños y medianos. El flujo de efectivo es clave no solo para cumplir con nuestros pagos y deudas, sino también para planificar y hacer las inversiones necesarias para el crecimiento de la empresa.

Por eso es importante que tengas en claro cuál es el ciclo de pago de tus clientes, compararlo con tu propio plazo de pago a empleados y proveedores, y analizar qué medidas podrías tomar para mejorar esa relación. ¿Estás buscando algunas ideas?, aquí te acercamos cuatro estrategias infalibles de los expertos en finanzas de negocios.

1. Maneja un proceso rápido y eficiente de facturación

Apenas la empresa recibe una orden de compra, asegúrate de emitir el Comprobante Fiscal Digital por Internet (CDFI) tan pronto como puedas. Por supuesto, lo primero es tener a la mano toda la información necesaria: nombre del cliente, RFC, monto de la operación y el cálculo de los impuestos correspondientes. Ten en cuenta también los datos solicitados ahora por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) para la nueva factura electrónica, como la clave del producto o servicio, y la forma y el método de pago.

2. Da seguimiento a los pagos

No te limites a enviar la factura por correo electrónico. Al día siguiente, verifica que el destinatario la tenga en sus manos y que esté al tanto de cuál es la fecha acordada para que sea saldada. Si no se trata de un cliente recurrente, dos semanas antes del vencimiento del plazo comunícate con la persona encargada de las cuentas por pagar para asegurarte de que el pago está programado y de que no hay ningún problema con la documentación entregada.

3. Da beneficios por pronto pago

Habla con tu Contador, confirma cuáles son los compromisos que tienes en el mes y analiza qué descuentos puedes ofrecer en caso de que una factura sea liquidada antes de los 7, 15 o 30 días. Hay que tener cuidado con que estos estímulos acorten la cobranza, pero terminen afectando el flujo de efectivo del negocio y la cantidad de dinero que necesitas para cumplir con tus compromisos. Por eso, antes de hacer un ofrecimiento de este tipo, asegúrate de qué es lo que más te conviene.

4. Lleva una buena administración de todas las operaciones del ciclo de compra-venta de la empresa

Es lo único que te va a permitir saber al instante cuáles son las cuentas por cobrar, y tomar las medidas necesarias. Para ello, necesitas un Sistema de Administración Empresarial con el que puedas generar resúmenes detallados en tiempo real, con datos como fecha de la generación de la factura y fecha límite de pago, monto, datos del cliente, e historial de pagos. Ahí podrías encontrar importantes áreas de oportunidad para mejorar tus procesos de cobranza y fortalecer la salud financiera del negocio.

Para consultar tips, recomendaciones, guías y mucho más para emprendedores, síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: