La globalización de la economía, el mayor acceso a la tecnología y la llegada de las nuevas generaciones al mercado laboral están teniendo impactos profundos en el mundo del trabajo. Y en estas últimas semanas, con la irrupción de la crisis por el Coronavirus, algunas de esas transformaciones se han acelerado a una velocidad vertiginosa.

Está claro que nada será igual después de estas semanas de encierro obligado y home office. Van a cambiar, y para siempre, la forma en la que los equipos se comunican y funcionan, las habilidades que vamos a necesitar para desempeñar nuestro trabajo, y sobre todo la naturaleza de las estructuras laborales de las empresas.

Por eso es tan importante que, cómo líder de tu compañía, te detengas un minuto a analizar cuáles son las cuatro claves del futuro del trabajo y cómo ya están impactando en tu negocio. Es una cuestión de estrategia, pero también de supervivencia.

#1. Más talento freelance

La necesidad de adaptarse a cambios más acelerados en las demandas de los clientes y, a la vez, de mantener los costos bajo control, está empujando a las empresas a fortalecer el talento interno con colaboradores externos. Esta tendencia se ve fortalecida además por la irrupción en el mercado laboral de los millennials, que valoran más su independencia y prefieren opciones más flexibles para trabajar.

Las empresas más tradicionales están enfrentando serios problemas para adoptar esta tendencia de la manera correcta, ya que solo se enfocan en ventajas como la liberación del pago de aguinaldos, aportes patronales e indemnizaciones por despido. La clave está en la formación de equipos donde empleados y freelancers colaboren, aporten lo mejor que tienen y puedan, además, avanzar en sus carreras con condiciones de trabajo favorables para todos.

#2. El home office

La cuarentena por el Coronavirus obligó a millones de empresas en todo el mundo a incorporar la modalidad del trabajo remoto de un día para otro. Y la realidad es que la mayoría de estas compañías, aún las más grandes, no están preparadas para hacerlo de la manera más productiva.

El home office quedó para quedarse, porque es en estos momentos cuando muchos empresarios están descubriendo sus ventajas en términos de costos, mayor velocidad en algunos procesos (como el pago de impuestos o de la nómina) y productividad de los trabajadores. El reto es hacer un diagnóstico preciso sobre cuáles son las áreas de la empresa donde esta tendencia imparable puede marcar la diferencia, y luego trabajar en la capacidad técnica, los nuevos procesos de trabajo, y la capacitación de los empleados y colaboradores involucrados.

#3. Líderes más ágiles

Las transformaciones por las que están atravesando las empresas son enormes, pero sobre todo son rápidas. Y por eso, las más exitosas son aquellas que son lideradas por emprendedores y empresarios capaces de adelantarse a los cambios y ajustar su propuesta de valor a los nuevas demandas de sus consumidores (en cuestión de meses, semanas o incluso días).

Estos líderes ágiles tienen una capacidad de aprendizaje permanente, menor aversión al riesgo y son buenos formadores de equipos. Y sobre todo, son jefes capaces de impulsar a sus empleados a ser más autónomos y responsables, y de compartirles los permisos, los procesos y las herramientas que necesitan para tomar sus propias decisiones.

#4. Compensaciones personalizadas

Esta tendencia es más fuerte entre los grandes corporativos, pero está empezando a permear entre las pequeñas y medianas empresas, sobre todo cuando se trata de la compensación de los niveles directivos. Los salarios ya no serán fijos, sino que una parte estará determinada por resultados medibles, aportación de valor para el cliente o al clima laboral, habilidades y participación en los logros de equipo (ya no tanto individuales).

Esto va a significar un cambio incómodo para los empleados de mayor edad y acostumbrados a los mecanismos de compensación más tradicionales, pero que todavía pueden ser muy valiosos para la empresa. Por eso hay que aplicar estos cambios de manera gradual y estratégica, y siempre dentro de un ambiente de mucha comunicación y diálogo abierto.

Para más información que te ayude a hacer crecer tu negocio, ¡síguenos en Facebook!

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: