Al iniciar una empresa muy pocas veces los emprendedores piensan sobre la subsistencia de su compañía, debido a que es muy común pensar que aún falta camino por recorrer y mucho más tiempo para que la empresa pase a manos de algún socio o sea  necesaria una transición a corto plazo; sin embargo, como toda actividad empresarial, hacer una transición requiere planeación, preparación y muy importante, mantener el control sobre todas aquellas cosas que no se encuentran bajo nuestro dominio.

Así, contemplar desde ahora un plan de sucesión es tomar las medidas de prevención necesarias para asegurar la subsistencia del negocio cuando por algún motivo no podamos, como emprendedores, estar al frente de nuestra empresa.

La más común de las transiciones en una empresa es la sucesión familiar, ya que se adquiere un compromiso que pudiera trascender incluso por generaciones y todo ello dependerá no sólo de una buena integración de los miembros, también de estar basada en una serie de procesos establecidos y al mismo tiempo tener un sistema para manejar conflictos.

Algunos aspectos que debes considerar para tu plan de sucesión

Buenas relaciones públicas

Es importante mantener una relación sana y abierta con áreas directivas, altos mandos y socios, además de mantener una comunicación efectiva para que el momento de la transición, sea lo más sencilla posible, además de que no queden cabos sueltos en las relaciones entre altos mandos.

Evaluación constante

Al mantener un análisis sobre los aspectos de la empresa, sean positivos o negativos, se abre una pauta a la transparencia, para que ante cambios, sea más fácil tener la información completa y el sucesor cuente con los datos más relevantes para adquirir el compromiso.

Establecer un consejo

Si de familia y socios se trata, la mejor recomendación es generar una especie de consejo que contribuya a generar una cultura entorno al negocio y mantenga como interés en común la subsistencia del mismo, así, cualquier decisión que se tome tendrá que ser entendida por todos los involucrados.

Probable todo estos puntos parecieran ser distantes, pero es bueno considerar todo el esfuerzo que requiere montar una compañía exitosa como para dejar de lado todo el trabajo que requiere su construcción, sentar bases para crear un plan de sucesión puede ser un camino que requiera demasiada preparación y qué mejor que tener la visión para prever cualquier circunstancia incluso antes de ser necesaria.

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: