El 2017 y 2018 las pequeñas y medianas empresas podrán deducir el Impuesto Sobre la Renta (ISR) de forma inmediata para las inversiones que realicen sobre bienes nuevos de activo fijo.

La Presidencia de la República ha firmado un Decreto por el que se permitirá a las Pymes, que hubieran obtenido ingresos propios por su actividad en el ejercicio inmediato anterior, de hasta 100 millones de pesos, la deducción inmediata en la compra de activos fijos, con descuento de 3% para el 2017 y 6% para 2018.

La finalidad del estímulo no es una reducción de impuestos como tal, pero sí un apoyo para tener una menor carga fiscal en 2017 y 2018.

Es importante señalar que el estímulo es sobre activos fijos de larga duración, por ejemplo, maquinaria indispensable para la actividad. Asimismo, la opción no aplicará cuando se trate de mobiliario y equipo de oficina, automóviles, equipo de blindaje de automóviles o cualquier bien no identificable individualmente.

¿Qué artículos podrán deducirse? Para tener una idea más detallada de lo que sí podrá deducirse, puedes consultar en el Diario Oficial de la Federación del 18 de enero de 2017 el listado, así como la deducción que le corresponde.

Con el Decreto, 4.2 millones de Pymes podrán tener la opción de adquirir bienes y tener más recursos para invertir, producir y expandirse.  ¿Qué te parece esta medida?

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: