Aunque todavía con algunas restricciones, las cafeterías y restaurantes van retomando sus operaciones en México. Esta es una muy buena noticia para los pequeños y medianos negocios, que en los últimos meses sobrevivieron con los servicios de pick-up y envíos a domicilio, y necesitan recuperar sus ingresos.

Sin embargo, no podemos olvidar que todavía estamos en medio de una pandemia que pone en peligro la salud no solo de nuestros clientes, sino también la de nuestros empleados, y la nuestra. Por eso es tan importante aplicar y reforzar a lo largo del tiempo las medidas necesarias para que los comensales disfruten de su experiencia en el local, pero a la vez respeten medidas como la sana distancia. Y aquí te compartimos cinco ajustes que necesitas hacer para lograrlo.

1. Entrena a tu personal

Para asegurar la tranquilidad de tus clientes, no va a ser suficiente con que le digas a los meseros que se pongan el barbijo y mantengan la distancia con la gente. Necesitas capacitar a todo tu equipo en los nuevos stándares de seguridad de la industria, y si todavía no volvieron a su trabajo, puedes hacerlo a través de una transmisión en línea a través de la computadora o el celular. Ya en el local, realiza prácticas para que todos tus empleados incorporen de la manera más natural los nuevos cambios, como por ejemplo el uso de menú y utensilios descartables, o sistemas de pago sin contacto.

2. Respeta el límite de comensales en el local

Para hacerlo, seguramente vas a tener que hacer cambios en la distribución de las mesas y sillas. En la Ciudad de México, por ejemplo, tienen que mantener una distancia de 1.5 metros entre ellas y estar en posición de zig-zag. Y en el caso de locales que no cuenten con espacios abiertos, el aforo máximo es del 30 por ciento. Esto no solo va a significar cambios importantes en el movimiento de los meseros, sino en la operación en general. Por ejemplo, para no tener a mucha gente esperando ser atendida, quizá sea major tomar reservaciones. E impulsar que la gente no pase mucho tiempo en la cafetería o restaurante, por ejemplo con una atención más rápida.

3. Coloca señales y carteles para recordar las medidas de seguridad

Es fundamental que, para que tu clientela se sienta cómoda y segura, todos los clientes respeten las nuevas medidas de protección sanitaria. Así que recuérdaselas todo el tiempo con señalización y carteles a la entrada del local, en el área de atención y consumo, y en los baños. ¿Qué no puedes olvidar? Por ejemplo, marcas de distanciamiento en el piso de las áreas donde pueda formarse alguna fila. O recomendaciones precisas para lavarse y desinfectarse las manos en los sanitarios.

4. Se inflexible en la protección de tus empleados

Las personas que reciben a los comensales, los meseros y quienes se encargan de los cobros son quienes van a estar más expuestos a la posiblidad de un contagio. Por eso, tienes que cuidarlos con cubrebocas, máscaras, guantes, gel antibacterial a la mano y todo lo que necesiten para sentirse protegidos. Adopta medidas extra de limpieza y desinfección de las instalaciones. Adquiere además termómetros para tomar la temperatura de cada cliente antes de su ingreso al local. Y se inflexibe con aquellos comensales que no cumplan con las reglas: si pueden significar algún peligro, no los atiendas.

5. Mantente al tanto de la salud de cada miembro de tu equipo

Antes de su ingreso al local, asegúrate de que quede registrada la temperatura de cada empleado y de que no presente ningún síntoma preocupante, como tos seca o un dolor intenso de cabeza. En caso de que tú no estés en las instalaciones durante todo el día, designa un responsable para que se mantenga en constante comunicación con los trabajadores acerca de su estado de salud, pero también del de su familia y amigos más cercanos. En los posible, ayúdalos con elementos de protección extra, para que puedan compartirlos con su círculo más cercano.

Para más información que te ayude a hacer crecer tu negocio, ¡síguenos en Facebook!

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: