Desconectarse del trabajo durante los fines de semana, o incluso durante algunas horas de la jornada laboral, es una gran fuente de productividad. Como sabemos, México es uno de los países en los que se trabaja más horas en el mundo, pero eso no quiere decir que a la vez podamos mostrar los mejores índices de eficiencia.

Entre los emprendedores, sobre todo entre los que recién empiezan con su negocio, es normal que encuentren dificultades para reservar horas para el descanso y el esparcimiento. Toda su atención está en sacar adelante la empresa o hacerla crecer, y por eso no es raro verlos trabajando un sábado en una entrega importante de mercadería, mientras su familia disfruta de una comida o una salida a un parque. Pero el problema de esta situación es que, en el largo plazo, no solo significa pobres resultados, sino agotamiento y dificultades de salud.

En las últimas semanas, en las que nos vimos obligados a trabajar desde casa, los límites temporales se diluyeron, y se volvió aceptable trabajar durante todo un sábado o un domingo. Pero en tu crecimiento como emprendedor, es básico que aprendas a recuperar tus fines de semana y a dedicarlos a descansar, divertirte o hacer esas cosas que tanto te gustan, como caminar, visitar mercados o andar en bicicleta (ahora que estamos volviendo a la normalidad, eventualmente eso será posible. Y hoy queremos contarte cómo lograrlo.

Consejo #1 No cuentes con los fines de semana para adelantar trabajo

Esta es una trampa en la que caemos todos: permitirnos perder el tiempo durante los días laborales confiando en que el sábado o el domingo nos darán la oportunidad de ponernos al día. Esto no solo atenta contra tu bienestar, sino que resulta improductivo, porque terminamos resolviendo estos pendientes cansados, agobiados y de mala gana.

Consejo #2 Evita dedicar los sábados y domingos a limpiar la casa o hacer compras

Otro error común, sobre todo entre las mujeres emprendedoras que tienen hijos o están a cargo del hogar. Revisa tu agenda y analiza cómo puedes hacer más eficiente el uso de tu tiempo para cumplir con estas tareas, por ejemplo a través de las compras en línea. Además, llega a nuevos acuerdos con tu pareja y con tus hijos para que todos ayuden con el lavado de los trastes o el paseo diario del perro de la familia.

Consejo #3 Aprende a decir “No”

Para recuperar los fines de semana, empieza por reservar espacio para ti y recordar qué es lo que realmente disfrutas hacer cuando tienes tiempo libre (por ejemplo, leer, ver una película o caminar por tu colonia). Eso no incluye a las reuniones familiares a las que tienes que ir por obligación, cumpleaños de compañeros de trabajo y otras invitaciones sociales.

Consejo #4 Retoma el contacto con la naturaleza

Según los expertos, una de las mejores maneras de combatir el estrés es realizar actividades al aire libre. De acuerdo a las medidas de distanciamiento social seguro, investiga qué actividades puedes realizar en tu ciudad, como salir a correr por un parque, andar en bicicleta o practicar algún deporte al aire libre, o caminar por un bosque.

Consejo #5 Permítete no hacer nada

¡Qué difícil hacer esto cuando estamos pensando todo el tiempo en cómo ser más productivos! Pero este ejercicio es súper importante para despejar la mente, relajarnos, descansar y empezar a ponernos en primer lugar. Por eso, evita llenar tus fines de semana con hobbies que, aunque pueden resultar divertidos o creativos, al final pueden significar otra obligación para ti.

Para más información que te ayude a hacer crecer tu negocio, ¡síguenos en Facebook!

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: