Dedicar tiempo a nuestra imagen personal puede parecer algo superficial; sin embargo, hay algo que deberías tener en cuenta: nuestro aspecto y las prendas que elegimos siempre comunican algo, aunque no seamos conscientes de eso. Pueden transmitir profesionalismo, o por el contrario que somos descuidados y poco detallistas. Cómo lucimos tiene un fuerte impacto no solo en nuestra vida personal, sino también en el logro de nuestros objetivos de negocio.

Trabajar en nuestra imagen personal no significa cambiar de personalidad o “disfrazarnos”, sino todo lo contrario. Se trata en realidad de conectar con quiénes somos, identificar nuestras ventajas y defectos, aplicar técnicas estéticas básicas para lucir mejor, y al final alinear lo que proyectamos con los planes que tenemos en marcha.

En el día a día del negocio, tener la imagen más adecuada nos ayudará a elevar nuestra autoestima, sentir más confianza, desarrollar mejores relaciones de trabajo, y mejorar nuestra productividad y capacidad de negociación.

El ABC del buen vestir en la empresa

En los negocios, elegir las prendas adecuadas no es sinónimo de usar camisa, traje y zapatos formales. De lo que se trata es de lucir de acuerdo al medio en el que trabajamos, a los clientes con los que tratamos, y a los objetivos que queremos conseguir.

Por ejemplo, un look formal funciona muy bien para un empresario del área de finanzas o de asesoría en negocios. Pero si eres un emprendedor de las industrias creativas, lo más adecuado es lucir prendas de diseño pero más relajadas, en telas más livianas y colores más vivos.

Desarrollar el look ideal y depurar tu guardarropas no es algo que lograrás de un día para otro. Lo primero que debes hacer es buscar la asesoría de un experto en imagen física, y luego dedicarle tiempo todos los días, hasta que elegir las prendas más adecuadas resulte algo natural. También tienes que tener en cuenta algunas reglas básicas, y son las siguientes.

1. Cuida tu cuerpo

La base de una buena imagen personal está en lucir una piel cabello y peso saludables, y prestar atención a detalles que nunca pasan desapercibidos, como el aspecto de las manos. Para lograrlo, necesitas dedicar tiempo a alimentarte sanamente, limpiar e hidratar tu piel todos los días, e ir a la estética al menos una vez al mes. Y atención: esto aplica tanto a mujeres como a hombres.

2. Determina cuáles son las prendas y colores que más te favorecen

Esto tiene que ver con la forma de tu cuerpo, tu complexión física (peso y altura), así como la tonalidad de tu piel, ojos y cabello. Pide el consejo de un experto para saber, por ejemplo, cuál es el corte de pantalón que más te favorece, o si te quedan mejor los colores fríos o los cálidos. Con estos datos podrás elegir mejor tus outfits, y tomar mejores decisiones de compra de ropa y accesorios.

3. Basa tu estilo en tus objetivos de negocios

Esto tiene que ver con la actividad que desarrolla tu empresa, el tipo de clientes a los que atiende, y también con tu posición en la compañía. Por ejemplo, si vendes software de administración y tu función es estar al frente del equipo de desarrolladores, no tendrías por qué lucir un traje para hacer una presentación ante clientes. En cambio, si eres el CEO, ésta podría ser una opción recomendable.

4. No busques ser atractivo o llamar la atención en exceso

Una cosa es usar colores llamativos o accesorios para transmitir, por ejemplo, que somos creativos, o para no pasar desapercibidos si vamos a hacer un pitch de ventas. Y otra cosa muy distinta es lucir de manera inadecuada, por ejemplo con un escote muy pronunciado o una falda demasiado corta en una reunión de trabajo temprano en la mañana.

5. Invierte en la calidad de las prendas y accesorios básicos

Un buen traje, unos zapatos clásicos de piel y un reloj son piezas que usarás durante un mucho tiempo, porque nunca pasan de moda. Y que puedes combinar con otras prendas más actuales, como una camisa del color de la temporada, una mascada o un collar. Lo más recomendable es que inviertas más dinero en esas prendas básicas, ya que además son las que más dejan ver si son excelente calidad o no.

Para consultar tips, recomendaciones, guías y mucho más para emprendedores, síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: