Aunque ya hay algunas señales alentadores de recuperación, ante un escenario de incertidumbre económica las empresas necesitan acelerar el ritmo de la innovación y, además, hacerlo con una estructura eficiente de costos. Está claro que necesitamos renovar y fortalecer la propuesta de valor para nuestros clientes, pero también que no podremos hacerlo con presupuestos elevados.

Por eso es vital que, en estas semanas de planeación estratégica para el 2021, dediques tiempo a hacer ajustes y potenciar el proceso de innovación que aplicas regularmente en tu negocio. Esa será la única manera en la que podrás aprovechar las nuevas oportunidades del mercado antes que tu competencia, y mantener una base sólida de clientes leales a tu marca. ¿Cómo lograrlo? A través de estos tres pasos sencillos, recomendados por los expertos.

Paso #1. Sal de la oficina

Muchos estudios sobre la creatividad han establecido que es difícil tener buenas ideas si trabajamos todo el tiempo en el mismo lugar. Y eso es especialmente cierto en estos momentos, en los que tanta gente ha hecho de su casa, su oficina. La rutina y el aburrimiento son los principales enemigos de la innovación, que consiste básicamente en combinar diferentes maneras de pensar, experiencias diversas, o datos que en apariencia no tienen ninguna conexión entre sí. Así que, con todas las precauciones del caso, empieza a cambiar de ambiente algunas horas al día. Ya hay muchos cafés y espacios de coworking que ofrecen espacios abiertos y al aire libre para trabajar.

Paso #2. Comparte tus problemas con otros empresarios y colegas

Hay muy prejuicio muy instalado entre los dueños de negocios, especialmente de culturas latinas, acerca de que las ideas no se comparten, porque pueden ser robadas. Y por eso, el proceso de innovación es casi siempre un proceso solitario, que no puede ser enriquecido por la visión de otros actores del mercado. Pero en este año tan especial, son justamente los emprendedores que se muestran más dispuestos a expresar sus problemas y a recibir los comentarios de otros, incluso de sus competidores, los que están desarrollando las soluciones más novedosas y efectivas para los nuevos problemas del mundo post-Covid 19.

Paso #3. Incentiva la participación de todos los empleados

La innovación ha sido, tradicionalmente, un proceso vertical, que fluye de arriba hacia abajo, porque son los dueños y directivos los que deciden sobre la estrategia, los recursos asignados y sobre todo, cuáles son los problemas que hay que solucionar. Pero si algo quedó en claro durante la pandemia, en la que hubo que tomar tantas decisiones rápidas para ajustar la operación a los nuevos requerimientos de aislamiento social, es que quienes mejor conocen a los clientes son los vendedores, los repartidores, los empleados del call center y los recepcionistas. Es decir, la base de la pirámide organizacional, que generalmente queda afuera de los procesos de innovación. Para potenciar las nuevas ideas, es necesario que tengas en cuenta a todo tu equipo y que diseñes nuevos mecanismos para incentivar su participación y aportes.

 

Para más información que te ayude a hacer crecer tu negocio, ¡síguenos en Facebook!

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: