Tras la reapertura de operaciones luego de la cuarentena, los locales comerciales se están enfocando en mejorar la experiencia de sus clientes en el piso de venta. Y eso va mucho más allá de las medidas de seguridad para evitar posibles contagios.

Porque uno de los retos actuales es que el cliente no solo se sienta seguro, sino también cómodo y relajado. Y que así pueda enfocarse en sus objetivos principales al entrar en un local: disfrutar el recorrido por la tienda, encontrar ese producto que necesita y finalmente comprar. Es algo que las grandes cadenas tienen claro, y en lo que también deberían trabajar los negocios pequeños y medianos.

Entre las herramientas vitales para la transformación del viaje del consumidor en un local comercial en tiempos de Covid-19 están las aplicaciones móviles, que además protegen a los empleados y facilitan su trabajo. Y que permiten ir mucho más allá de limitar el número de personas que pueden ingresar en la tienda, para entonces generar nuevos procesos como el retiro de compras (pick-in store) o los pagos sin contacto (contactless payments).

La buena noticia es que, con el avance de la tecnología, estas plataformas se han vuelto más accesibles para el presupuesto de las pequeñas y medianas empresas (Pymes). Y que pueden ser adoptadas de manera escalonada e integrarse con otros sistemas, a medida que la operación del negocio crece. ¿Cuáles son las funciones clave que deberías tener en cuenta para arrancar? Aquí te lo contamos.

1. Manejar los inventarios

Con el crecimiento de las ventas en línea y el regreso de los clientes a las tiendas físicas, es vital contar con información actualizada y precisa sobre la existencia de productos en la bodega. Sobre todo cuando las empresas registran un aumento simultáneo de sus ventas en los dos canales. Asegúrate entonces de contar con un sistema de administración móvil que permita cumplir con los pedidos de los clientes a tiempo y en las condiciones adecuadas.

2. Generar cotizaciones, ventas y entregas

Este es otro de los procesos clave que puedes mejorar con una app móvil para administrar el negocio. Piensa en el siguiente ejemplo práctico, de una tienda de muebles: un cliente recorre el showroom o piso de ventas, ve un escritorio rojo y pregunta al vendedor si puede comprar uno blanco. A través de una tablet o incluso desde un celular, el empleado puede acceder al estado de los inventarios y, luego de confirmar la existencia del producto, generar el pedido y solicitar al cliente que pase por la caja para pagarlo. E informarle que ese escritorio blanco le será entregado en su domicilio al día siguiente.

3. Mantener a los clientes informados sobre el estado de sus pedidos

Una de las claves de una buena experiencia del consumidor es reducir su ansiedad. Y por eso, las aplicaciones de Mercado Libre y Rappi hacen un seguimiento minuto a minuto sobre la ubicación de los paquetes o del repartidor, para darle al cliente certeza sobre el momento en el que recibirá su compra. Cuando el presupuesto es pequeño, una manera sencilla de mejorar la experiencia del consumidor es usar WhatsApp o mensajes de texto. Después de todo, la gente ya está empezando a sentirse cansada de instalar tantas apps en su teléfono.

Para más información que te ayude a hacer crecer tu negocio, ¡síguenos en Facebook!

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: