Cada vez son más las personas que sueñan con dejar su trabajo y convertirse en su propio jefe. Y esta tendencia gana fuerza en momentos de crisis económica, cuando la gente busca mejorar sus ingresos actuales con un negocio de medio tiempo, o directamente se queda sin empleo.

Abrir una empresa es una aventura fascinante, pero también llena de retos y dificultades.

Para emprender con éxito no hace falta ser el próximo Steve Jobs, ni inventar el hilo negro. Pero sí es necesario enfocarse en algunas reglas, que son básicamente las lecciones que nos dejaron quienes ya recorrieron ese camino y lograron construir empresas millonarias. Y son la siguientes:

1. No te enfoques solo en el dinero

Si tu única obsesión es tu cuenta bancaria, vas a olvidarte de algunos de los factores más importantes para generar ventas: el dolor de mercado identificado, tu propuesta de valor, tu mensaje del marca, la satisfacción del cliente y la conversación con tu audiencia.

 

2. Limita claramente tu nicho de mercado

Siempre es más rentable enfocarse en una necesidad específica de mercado que está desatendida, y ofrecer una solución de calidad por la que la gente esté dispuesta a pagar sin pensar en el precio.

 

3. Asegura los costos con un porcentaje de ingresos fijos

Lo ideal es que tu modelo de negocios incluya una base estable de clientes que aseguren el dinero que necesitas para cubrir, al menos, los gastos fijos (como la renta de la oficina o el pago de la nómina). Por ejemplo a través del pago de una iguala mensual o de una suscripción con renovación automática.

 

4. Piensa global desde el día 1

Las posibilidades de éxito de una negocio aumentan cuando sus productos, y especialmente sus servicios, pueden ser comercializados a través de múltiples canales y llegar a otro países. Esto, además, diversifica el riesgo por crisis económicas locales.

 

5. Escucha siempre a tus clientes

Los emprendedores más exitosos son aquellos que abren desde el inicio canales efectivos de comunicación con sus consumidores. Y que usan las quejas, comentarios y sugerencias para introducir mejoras en sus productos y servicios.

 

6. Arranca con pocos empleados

Para tener los costos bajo control, es mejor contar con un equipo pequeño pero comprometido, y tercerizar servicios como la contabilidad, el marketing y la logística (analiza qué es lo que más te conviene según tu modelo de negocios).

 

7. Apóyate en plataformas externas de ecommerce y automatización

Aprovecha las herramientas disponibles para digitalizar tu negocio sin grandes inversiones iniciales. Por ejemplo, si quieres vender por Internet, en vez de desarrollar un ecommerce propio puedes arrancar en un marketplace como Mercado Libre o Claro Shop (que además te van a brindar herramientas de gestión para el manejo del inventario link a Mercado Libre / Claro Shop y Aspel SAE).

 

8. Diversifica tus canales de comercialización

Hoy, los clientes se inclinan por las marcas que les ofrecen una experiencia “omnicanal”. Es decir, que les permiten interactuar con una marca en canales físicos y digitales, y que les ofrecen la información que necesitan para tomar una decisión de compra.

 

9. Genera alianzas desde el inicio

Suma fuerzas con otros emprendedores con los que compartas una visión, un segmento de mercado, y con los que puedas complementar tu oferta de valor para entrar en nuevos canales de comercialización, ganar clientes y multiplicar las ventas.

 

10. Conviértete en una voz reconocida en tu mercado

Ante el exceso de oferta, la gente elige comprar cada vez más a aquellas personas que considera como expertas o líderes en determinado campo de actividad. Así que trabaja para fortalecer tu marca personal, y para compartir tu mensaje a través de un blog, las redes sociales, los medios de comunicación y participaciones en eventos.

 

Para más información que te ayude a hacer crecer tu negocio, ¡síguenos en Facebook!

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: