El fracaso es parte de la vida y también de las historias de millones de emprendedores y empresarios en todo el mundo. Aceptarlo es una señal de madurez, pero también hace falta aprender sus lecciones. ¿Las más importantes? Que cada fracaso tiene una explicación, y que siempre podremos hacerlo mejor la próxima vez.

Según los expertos en psicología, hay cinco razones principales para el fracaso. Y en este fin de año, en el que seguramente estás haciendo un balance y reflexionando sobre todo lo vivido ¬–tanto a nivel profesional como personal–, tienes la oportunidad de analizarlas.

1. No tomar en cuenta los errores del pasado

El fracaso es un gran maestro, pero la realidad es que la mayoría de las personas comete un error tras otro culpando a los pequeños descuidos, a los demás o simplemente a la mala suerte de lo sucedido. Por eso es imprescindible que, ante cada caída, analicemos la situación, definamos cuál fue el problema, revisemos nuestra estrategia y diseñemos nuevos procesos.

2. La falta de disciplina

Mantenerse enfocado en las tareas, evitar las distracciones, respetar un horario y dar seguimiento a los compromisos es uno de los retos más grandes que enfrentan los emprendedores, sobre todo aquellos acostumbrados a tener un jefe. En este caso, el consejo de los especialistas es evitar el perfeccionismo y avanzar con los pendientes de manera profesional, pero efectiva. Como dice el refrán, “lo perfecto es enemigo de lo posible”.

3. Ser inconstante

Relacionado con el punto anterior, el principal problema de quienes fracasan no es que les falten conocimientos, o que no tengan talento, sino que se rinden fácilmente. Un caso típico es el del emprendedor que inicia una estrategia de networking, se inscribe en una cámara empresarial y a los seis meses deja de asistir a las reuniones o eventos. O el del empresario que abre un sitio de e-commerce y al poco tiempo, ante los pobres resultados, decide enfocarse nuevamente en las tiendas físicas.

4. La falta de convicción

Desde afuera, ser emprendedor puede parecer divertido, fascinante y hasta “glamoroso”. Pero la realidad es que hay que enfrentar muchos momentos de tristeza, frustración y soledad. Y para superarlos, hacen falta coraje y un convencimiento absoluto por la vocación de ser tu propio jefe y tomar las riendas de tu vida, no importa cuál sean las dificultades. Y aquí está una de las causas principales por las que el 80% de los nuevos negocios no supera los dos años de vida.

5. No tener autoestima

Los fracasos encuentran un gran caldo de cultivo entre aquellas personas que no tienen confianza en sí mismas, que tienen problemas psicológicos no resueltos y están más concentradas en lo que hacen los demás que en enfocarse en lo que ellas pueden lograr. El ambiente de los emprendedores puede ser muy competitivo, y por eso es importante permanecer muy enfocados en nuestras habilidades y ventajas, y seguir trabajando en ese empresario que realmente podemos llegar a ser.

Para más información que te ayude a hacer crecer tu negocio, ¡síguenos en Facebook!

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: