En esta era digital, cada vez son más las empresas que adoptan el marketing de contenidos para llamar la atención de sus audiencias. Y también son muchas las que, a los pocos meses de arrancar, deciden abandonar la estrategia por los pobres resultados obtenidos.

Es que hacer content marketing es más complejo y costoso de lo que parece. Y el principal error en el que caen muchos negocios, y sobre todo las Pymes, es creer que la clave está en publicar mucho y para una audiencia lo más amplia posible. Cuando lo único que quieren nuestros clientes es que los escuchemos y atendamos sus necesidades particulares.

El marketing de contenidos es como una primera cita. Si lo único que haces es hablar de ti mismo, no habrá una segunda cita.
– David Beebe

Los expertos en marketing aseguran que una de las tendencias más fuertes que veremos el próximo año será la interacción entre las marcas y los consumidores. Y para lograrlo, nuestros contenidos tendrán que estar cada vez más enfocados en dar a la gente exactamente lo que está pidiendo. De lo contrario, nuestros mensajes solo serán parte del ruido de Internet, y no seremos capaces de construir relaciones que vayan mucho más allá de la compra ocasional de un producto o servicio.

Por eso hoy quiero compartir contigo siete ideas para que puedas personalizar los contenidos que publicas a través de las diferentes plataformas de tu marca. Por supuesto, antes de aplicarlas es imprescindible tener información precisa sobre cuáles son los problemas, necesidades y aspiraciones de tus consumidores actuales y potenciales. Y también de cuáles son los mejores canales para acercarse a ellos.

# 1. Segmenta tu audiencia con buyer personas

Ninguna empresa, por más pequeña que sea, tiene un solo tipo de consumidor. Por eso, el primer paso para personalizar tus contenidos es identificar cuáles son los diferentes grupos que integran tu mercado objetivo. Ve más allá de sus necesidades, y sé lo más específico posible en cuanto a sus costumbres, gustos y aspiraciones. Solo así podrás enviar mensajes cada vez más enfocados y capaces de conectar con el corazón de tus clientes.

#2. Llama a los consumidores por su nombre

Eso que hacen todos los días los empleados de Starbucks también puede hacer una gran diferencia cuando, por ejemplo, envías una campaña de emailing. Es que nunca será lo mismo recibir un mensaje que empiece con “Hola Laura” que con un “Estimado cliente”. Asegúrate de que tu base de datos contenga el nombre correcto de cada contacto, y utiliza una plataforma de email marketing que te permita personalizar cada correo.

#3. Háblale a tus clientes como una persona, no como una marca

Si vas a publicar artículos en un blog, es mejor que estén firmados por alguien que tu audiencia considere como una guía o inspiración para solucionar sus problemas. O si la idea es enviar emails con alguna novedad u oferta especial, mi consejo es que estén firmados por el director de la empresa o un empleado a cargo de la iniciativa, con quienes los consumidores puedan conectarse directamente en caso de una duda o consulta.

#4. Desarrolla contenido para cada perfil de buyer persona

Define ejes temáticos que puedan resultar relevantes para cada uno de los grupos que integran tu audiencia. Por ejemplo, si tienes una tienda de alimentos orgánicos, puedes subir al sitio Web recetas para veganos, pero también una artículo sobre cuál es la diferencia entre carne de res orgánica y de “libre pastoreo”. En este punto, siempre es mejor privilegiar la calidad de las publicaciones sobre la cantidad.

La únicas voces que son realmente escuchadas en las redes sociales son las voces auténticas.

#5. Crea contenido único para cada red social

Es la única manera de lograr que la gente te siga en todas las plataformas que manejas, y de aprovechar al máximo las ventajas de cada canal. Aquí la clave es definir cuáles son las herramientas y características de cada red social que te permitirán convertirte en una fuente de inspiración, consejos útiles y soluciones para tus seguidores. Instagram, por ejemplo, es ideal para mostrar la cara más humana de una marca, a través de posts en Instagram Stories. Y Facebook y LinkedIn siempre serán la mejor opción para crear una comunidad fiel, a través de la creación de grupos con intereses comunes.

#6. Recuerda que la imagen no lo es todo

Aún en plataformas como Instagram –que es básicamente una red para compartir fotografías–, es vital incluir textos personalizados, que permitan transmitir la esencia de la marca, nuestra misión y todo aquello que nos permitirá diferenciarnos de la competencia. Lo mejor es mostrarse siempre fresco, honesto y “liviano”, para establecer lazos de empatía con la audiencia.

#7. Interactúa con tus seguidores

Facebook, Twitter e Instagram se han convertido en la primera opción de los consumidores cuando quieren investigar sobre un producto o servicio, escuchar recomendaciones y tomar una decisión de compra.

Pero no basta con enviarles mensajes a través de los canales adecuados, sino que también hay que iniciar un diálogo y mantenerlo a lo largo del tiempo. Para lograrlo, es clave contar con un community manager que conozca bien a la empresa y lo que vende, y que esté respaldado por un equipo de servicio al cliente que lo ayude a dar siempre las mejores respuestas.

_______________________
Laura Suárez Samper es periodista y experta en marketing y comunicación. Inició su carrera en los periódicos Buenos Aires Herald y La Nación, en Argentina. Fue corresponsal en México de la revista América Economía y directora editorial de Entrepreneur. Hace tres años fundó Laura Emprende, una agencia de contenidos, y Con Acento Latino, una editorial independiente de libros sobre emprendimiento y negocios.
Twitter: @laura_emprende