Cuando hacer marketing es una pérdida de tiempo y dinero

Total
1
Shares

“He invertido durante meses en anuncios de Instagram y no cerré una sola venta”. “Publicamos artículos en un blog desde hace dos años y las visitas al sitio siguen siendo muy bajas”. “No me pierdo un solo evento de networking de mi sector, envío una newsletter todos los meses…. Pero a esta altura siento que todo esfuerzo de marketing es en vano”.

En tiempos difíciles aumenta la ansiedad de los emprendedores y empresarios Pyme por ver los resultados concretos de las campañas de promoción y ventas. Y cuando no llegan, la razón suele ser la misma: el negocio no tiene una marca poderosa.

Entonces, hacer marketing se convierte en una pérdida de tiempo y dinero… Y ninguna herramienta pareciera capaz de convencernos de lo contrario. En estos casos, primero necesitamos entender que ningún esfuerzo promocional merece la pena si no tenemos en claro qué es lo que nuestra marca tiene para ofrecer y por qué nuestros clientes potenciales deberían prestarnos atención.

Cuando ves una marca fuerte, ves una promesa.

El branding es la base de toda estrategia efectiva de marketing, por lo que ninguna inversión de tiempo o dinero es viable sin él. El problema, que como emprendedores novatos todos hemos pasado por él, es que solemos empezar exactamente al revés: abrimos las puertas del negocio y salimos a contarle a todo el mundo lo que queremos vender; pero sin un mensaje claro pronto nos encontramos gritando en medio del desierto…

¿Qué hace que tu marca sea irresistible?

Si quieres que tu marca potencie la estrategia de marketing necesitas revisar dos puntos importantes, previamente definidos en tu plan de negocios y que con seguridad olvidaste en medio de la vorágine operativa: 1) la propuesta de valor de la marca y 2) la audiencia objetivo.

O en otras palabras, ¿qué hace único a tu negocio y a quiénes quieres conquistar? Al final, lo ideal es atraer a esos clientes que necesitan nuestros productos y servicios, que los comprarán sin pensarlo demasiado y por los que estarán felices de permanecer a nuestro lado.

Por eso no sólo debemos trabajar en construir un buen mensaje de marca, sino también en revestirla de detalles que enamoren a nuestros consumidores potenciales, como colores, fotografías de producto o experiencias novedosas en el punto de venta. Pregúntate: ¿qué distingue a tu marca de otras? ¿Quizá es la durabilidad del producto? ¿El servicio excepcional? ¿O la calidez en el trato con los clientes?

Y claro, no se trata de disfrazar a nuestra marca, sino de mantenerla auténtica siempre. De lo contrario, terminaremos con una base de prospectos que recibieron un mensaje equivocado y que les dará lo mismo hacer negocios con nosotros que con la competencia.

Cuando nos tomamos el tiempo de revisar qué significa nuestra marca, qué tiene para ofrecer y cómo presentarla ante el mundo damos el primer gran paso del marketing exitoso: atraer a los clientes ideales. Estas son las personas que si de inicio reciben un buen producto o servicio de entrada 9valorarán lo que hacemos, nos pagarán gustosos y nos recomendarán.

La clave de todo éxito: la consistencia

Una vez definidos los puntos fuertes de nuestra marca y a quién le queremos hablar, lo que sigue es transmitir el mensaje de marca en forma consistente. Cuando alguien ve un post interesante en el Facebook de la empresa o si nos escucha hablar en un evento como fundadores del negocio, sigue que busque el sitio de e-commerce o que lea un artículo del blog para que entienda qué tenemos para ofrecerle de entrada y de manera clara. Esa es la mejor alternativa para construir confianza. 

Las redes sociales más utilizadas en México son (en este orden): YouTube, Facebook, WhatsApp, Facebook Messenger, Instagram y Twitter.

Fuente: Estadísticas de la situación digital en México 2020 – 2021, estudio de We are social y Hootsuite.

Está bien usar Instagram para contenidos visuales y Facebook para generar comunidad. El problema aparece cuando no hay relación entre las imágenes que publicamos en las diferentes plataformas ni si manejamos discursos diferentes. Esa es la estrategia más efectiva para boicotear cualquier esfuerzo de marketing, pues se confirma la idea equivocada de que sólo significa una pérdida de tiempo y dinero.

El logo de la empresa, los colores que usas, el tono y el lenguaje de las publicaciones en redes sociales, el estilo de las fotografías, tu speach de presentación en un evento de networking… ¡hasta tu imagen personal!: todo debe reflejar el estilo y los valores de tu marca para comunicar claramente su propuesta de valor.

Para mantener esa consistencia es imprescindible trabajar con un calendario editorial, alineado con los puntos de contacto que quieres generar entre tu marca y tus clientes potenciales, así como con los objetivos generales de marketing. Esto te permitirá planificar y trabajar con tiempo en contenidos relevantes para tu audiencia.

En resumen, para hacer que todo esfuerzo de marketing funcione y venda, necesitamos, en primer lugar, que nuestros clientes se sientan atraídos por nuestra marca: la conozcan y entiendan su mensaje. Luego, debemos alimentar esa relación con la información que necesitan mediante un discurso coherente con el cual aprendan a confiar en nosotros y en lo que tenemos para ofrecerles. Para al final lograr que compren nuestros productos y servicios,convirtiéndose así en los mejores embajadores de nuestra marca.

Sin branding estratégico será difícil que este proceso suceda de forma casi natural, pue sresultará muy lento o muy costoso. Así que si te sientes frustrado con tu plan de marketing, recuerda: ¡llegó el momento de trabajar en tu marca!

________
Laura Suárez Samper es periodista y consultora en marketing y comunicación. Inició su carrera en los periódicos Buenos Aires Herald y La Nación, en Argentina. Fue corresponsal en México de la revista América Economía y directora editorial de Entrepreneur. Hace tres años fundó Laura Emprende, una agencia de marketing de contenidos, y Autores del Mundo México , una editorial que brinda servicios de autopublicación para nuevos autores.
Instagram: @laura_emprende

You May Also Like