Los llamados millennials –aquellas personas nacidas entre 1980 y 1990– ya son parte de la fuerza de trabajo. Son una generación marcada por la tecnología, la conectividad y el mayor acceso a la información, que está cambiando las reglas en el ámbito laboral.

Si estás al frente de un negocio, este es un fenómeno que no puedes ignorar. Formar equipos productivos es un reto permanente, pero mucho más cuando gran parte de tu staff está integrado por personas con demandas diferentes. Entre ellas, un mayor equilibrio entre la vida laboral y profesional, la posibilidad de trabajar desde casa o planes de carrera más claros. Para los millennials, hay tres palabras clave: motivación, flexibilidad y liderazgo. Aquí te explicamos qué es lo que puedes hacer.

1. Dale un sentido de misión al trabajo

A diferencia de la de sus padres o abuelos, esta generación ya no trabaja por una quincena o un retiro seguro. Para sentirse motivada, necesita que su labor diaria tenga un impacto, ya sea en la vida de su cliente, en una comunidad o en el medio ambiente.

2. Escucha las nuevas ideas

Debido a su educación, estos empleados se caracterizan por la seguridad que sienten en sí mismos, en su creatividad y en que pueden hacer las cosas mejor. En el negocio, genera espacios o dinámicas para que puedan expresar sus opiniones, presentar propuestas diferentes y participar en su implementación.

3. Introduce nuevas modalidades de trabajo

Siempre que el giro y la naturaleza de la operación de tu negocio lo permita, analiza la viabilidad de prácticas como el home office o la contratación de profesionales independientes. Bien implementadas, estas novedades te permitirán acceder y mantener al mejor talento del mercado laboral.

4. Genera una estructura

La necesidad de flexibilidad no significa que los millennials puedan trabajar en medio del caos. Establece planes de trabajo con responsables, objetivos y fechas definidos. Agenda las juntas con anticipación, y respeta su horario de inicio y finalización. Y sé inflexible con la puntualidad en la hora de llegada y salida del trabajo.

5. Desafíalos

Nada peor para un millennial que sentirse aburrido. Enseguida empezará a buscar nuevas opciones laborales, y si se trata de un talento importante, estarás en problemas. ¿Qué puedes hacer? Empieza por informar al personal de los desafíos actuales de la compañía, y de hacerlos parte de la búsqueda y aplicación de innovaciones.

6. Dale agilidad a la operación y la estrategia

La vieja estructura vertical de la empresa, en la que cada área se dedica a lo suyo y la palabra de un superior no se discute, ya no funciona. Cuando haya un proyecto importante, forma equipos con personas de diferentes conocimientos, experiencias y edades, para que los empleados más jóvenes se sientan entusiasmados y a la vez aprendan de aquellos con más años en la compañía.

7. Cuida el clima laboral

Un equipo nunca estará libre de problemas. Pero eso es diferente a vivir en el conflicto permanente, los enfrentamientos entre directores, la falta de recursos o el desánimo. Los millennials quieren pasarla bien en su lugar de trabajo, sentir confianza, colaborar en proyectos con personas de otras áreas, hacer amigos e incluso participar de actividades fuera del horario de oficina.

8. Conviértete en el mejor líder

Los millennials buscan ser respetados, pero también orientación y guía para desarrollar una carrera exitosa. Son tiempos turbulentos y de mucha inestabilidad laboral. Así que trabaja en tus habilidades de liderazgo, y dedica tiempo a tu equipo para escucharlo, motivarlo y aconsejarlo. Invierte además en capacitación en nuevos conocimientos y habilidades, principalmente en temas como innovación y transformación digital.

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: