Economía postcuarentena: guía de supervivencia para Pymes

Total
11
Shares

A medida que los negocios van retomando su actividad luego de la cuarentena, está claro que la economía ya no es la misma. Además de la caída en las ventas y el encarecimiento de algunos insumos, los negocios tienen que atender a un consumidor más cauteloso y preocupado por lo que puede suceder en el próximos meses.

Por eso es importante trabajar en un plan de contingencia para asegurar que nuestra empresa sobreviva y, por qué no, también crezca. Después de todo, las crisis son también generadoras de grandes oportunidades de negocios, y los ganadores van a ser aquellos que sepan aprovecharlas.

Así que, en este inicio de semana, queremos compartirte una guía de supervivencia para pequeñas y medianas empresas (Pymes), que incluye tareas puntuales relacionadas con la administración, las finanzas, la innovación y los recursos humanos.

#1 Reduce los gastos de operación

Antes de decidir cualquier cambio en la estrategia de marketing o en la operación de determinada área, hay que revisar el presupuesto para asegurarnos de que la empresa está sana. Primero hay que enfocarse en eliminar los costos superfluos o directamente innecesarios, como los de papelería o suscripción a determinados servicios. Luego hay que analizar nuevas alternativas de trabajo, como el home office o el alquiler de oficinas temporales en determinados días de la semana.

#2 Invierte en lo estratégico

Minimizar los gastos no significa cortar el músculo que la empresa necesita para correr la maratón de los próximos meses. La crisis actual requiere de la transformación del negocio, y uno de los aspectos más importantes va a ser, por ejemplo, la digitalización de más procesos y la incorporación de nueva tecnología. Por ejemplo, el trabajo remoto exige ahora que las empresas cuenten con sistemas de administración empresarial para mantener al equipo coordinado en tareas como la elaboración de cotizaciones, la generación de facturas, la revisión de las cuentas por cobrar y el manejo del inventario.

#3 Ten al día toda la documentación necesaria para solicitar un crédito

Quizá no haga falta que recurras a un banco o un programa de apoyo gubernamental en el corto plazo. Pero siempre es mejor estar preparado, y además ir investigando cuál sería la opción más conveniente para tu compañía (en aspectos como la tasa de interés o el plazo de pago). Así que reúnete con tu contador y ordena en una carpeta todos los archivos que te van a solicitar: desde el acta constitutiva de la empresa hasta los estados de resultados y el reporte del Buró de Crédito.

#4 Dedica tiempo al bienestar de tus empleados

Tu equipo es el activo más valioso que tienes para atravesar estos momentos turbulentos. Sobre todo los empleados más talentosos y dedicados, que son escasos en el mercado y pueden marcar la diferencia en los próximos meses. Así que encuentra tiempo en tu agenda para reunirte con ellos, preguntarles cómo se sienten, escuchar sus preocupaciones y pedirles que te compartan sus sugerencias. Y junto al equipo de Recursos Humanos, trabaja después en un plan de acciones concretas para que tus trabajadores se sientan cuidados y motivados, tanto en la empresa como en su casa.

#5 Enfócate en la innovación

Cuando la economía está sana y las ventas del negocio siguen creciendo, nos sentimos confiados y solemos dedicarnos casi exclusivamente a los detalles de la operación diaria. Cuando hay señales de una recesión, en cambio, tenemos que volver sí o sí a la estrategia y retomar temas como la búsqueda de nuevas oportunidades de negocios, el desembarco en canales digitales de ventas o la adopción de nuevas tecnologías. La innovación ya no es opcional, sino el único camino para conectar nuestra propuesta de valor con las nuevas necesidades de nuestro mercado objetivo.

#6 Lee, investiga y capacítate

Ser tu propio jefe también significa ser el líder de muchas personas, como tus empleados, proveedores y hasta otros empresarios. Y como si fuera el capitán de un barco, el líder es el que se mantiene alerta ante las señales de una próxima tormenta, que es respetado por su equipo y por sus colegas, y que sabe tomar las mejores decisiones a tiempo. Pero eso no se logra solo a base de voluntad y carisma, sino con un trabajo constante del emprendedor sobre sí mismo. Aprovecha estos meses para leer libros y estudios sobre tu sector y sobre el impacto de la tecnología, investiga a fondo cuáles serán las nuevas tendencias, y toma los cursos y talleres que creas necesarios en áreas como planeación estratégica o liderazgo.

#7 Fortalece tus redes de networking

Con la crisis por el Coronavirus, son muchos los seminarios, ferias y exposiciones que se han cancelado o pospuesto. Pero gracias a la tecnología, hay otros que se están realizando en línea, y que permiten a los empresarios seguir en contacto y discutir en conjunto cuáles son las soluciones a los nuevos problemas que se están presentando. Investiga qué está haciendo la cámara empresarial de tu sector, y si no encuentas ningún evento interesante, organiza tú mismo encuentros con otros emprendedors a través de plataformas de video-llamada.

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado:

 

You May Also Like