Cuando se habla de micro, medianas o pequeñas empresas, los procesos internos de operaciones se consideran fantasmas o un mito, porque siempre se realizan empíricamente, o sea sin ninguna metodología o documentación.

Para la Mtra. Yunuén Vargas, docente y Secretaria Académica de la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle, hablar de procesos implica definir claramente cómo se debe realizar cada actividad dentro de la empresa, de tal manera que se puedan establecer mejoras para que se den los resultados esperados.

En la experiencia de Vargas, la profesionalización de los procesos internos de las PyMEs debe considerar los siguientes puntos:

1. Describir de forma escrita y gráfica cada proceso de la empresa y los de cada una de sus áreas. Esto con el fin de establecer qué actividades deben integrar cada una, incluso fijando los documentos y/o productos que se deben generar al realizar cada actividad, de tal forma que se cumpla el proceso y, por ende, el objetivo.

2. Definir cada proceso para agrupar las actividades, de tal forma que se puedan ir estableciendo las áreas específicas, comenzando a tener una visión global de la empresa que ayude a planear el crecimiento óptimo de la misma, sin sorpresas.

3. Realizar descripciones de puesto, en las cuales se establezca qué conocimientos debe tener el personal a contratar, así como las características que ayuden a su mejor desempeño laboral. Cabe mencionar que si ya se cuenta con personal contratado, la profesionalización ayuda a determinar la capacitación que debe ayudar a que el personal realice las actividades establecidas para su puesto de una mejor manera.

La experta especifica que conocer los procesos y mejorarlos es una ventaja competitiva, además, convierte a la empresa en modelo de mejores prácticas, las cuales se pueden vender.

¿Llevas a cabo alguno de estos procesos o tienes otros que te funcionen? Compártenos tu opinión.

Por Fernando Heredia, Director de Pymempresario.

Síguenos en Facebook y Twitter