La mayoría de los emprendedores que tienen problemas para operar y hacer crecer su negocio carecen de una habilidad crítica: la de mantenerse enfocado. Esto sucede especialmente entre las generaciones más jóvenes, que no pueden imaginar su vida sin un celular o el acceso inmediato a Internet.

El problema con la falta de foco es que nos volvemos desordenados, impacientes e improductivos. Si participamos de una junta importante, no podemos quitar la vista del smartphone. Somos incapaces de trabajar en un informe sin revisar compulsivamente el e-mail. O nos cuesta sentarnos a leer un libro por más de 20 minutos. Al final, esto es algo que no podemos permitirnos cuando estamos al frente de un negocio, y tenemos que cumplir con múltiples tareas y compromisos a la vez. Es lo que esperan de nosotros nuestros clientes, nuestros socios y nuestros empleados.

Ahora que llegamos al segundo mes del año, y si queremos alcanzar los objetivos que nos planteamos para este 2020, es fundamental que te vuelvas un emprendedor más enfocado. Y aquí te compartimos algunos consejos para lograrlo.

1. Maneja una lista de pendientes muy corta

Incluye no más de cinco objetivos o tareas por día, porque de lo contrario vas a terminar mezclando las cosas más importantes con las irrelevantes. Empieza por aquellas que no pueden posponerse, como una llamada a un cliente o el pago de la tarjeta de crédito corporativa. Y luego sigue con aquellas que te permiten avanzar a paso firme en tus proyectos, como el envío de una cotización o el recordatorio a un proveedor sobre una próxima entrega. Excluye aquellas tareas que puedas resolver en el momento y en menos de tres minutos, como contestar una llamada o pedir a tu secretaria que compre un pasaje de avión.

2. Establece reglas básicas para usar el celular o acceder a Internet

La tecnología nos ha hecho la vida más fácil, pero también se ha convertido en una trampa para la productividad. Sobre todo cuando nuestro trabajo requiere que estemos permanentemente conectados. Quizá sea imposible controlar al 100% el uso que le damos a lo digital, pero con algunas pautas mínimas podemos mejorar mucho. Por ejemplo, en lugar de estar revisando permanentemente tu casilla de correo, puedes hacerlo tres veces al día: temprano en la mañana, al mediodía, y por la tarde, antes de salir de la empresa. En cuanto al celular, desactiva las notificaciones y colócalo lejos de tu escritorio o espacio principal de trabajo.

3. Deja todo por escrito

Todos los recordatorios, compromisos, avisos de vencimiento o cumpleaños tienen que quedar registrados en tu agenda, en un calendario o en la lista de pendientes. Esa es la forma más efectiva de sacarlos de tu cabeza, y concentrar toda tu atención y energía en las tareas que tienes que resolver en este momento.

Es increíble el tiempo que pasamos dando vueltas con nuestra mente alrededor de cosas que no podemos manejar ahora, pero que mientras tanto nos generan incomodidad, preocupación y angustia.

4. Trabaja con orden y anticipación

Los emprendedores y empresarios más exitosos son aquellos que jamás dejan las cosas para último momento. ¿O de qué forma alguien puede mantenerse enfocado en el logro de sus objetivos si se pasa el día preparando una presentación que tiene al día siguiente, pidiendo disculpas a un cliente por no haber cumplido con una entrega o regañando a un empleado por no haber enviado una factura a tiempo? Otra ventaja de trabajar con antelación es que te permite disfrutar del proceso y recordar por qué un día decidiste emprender.

5. ¡Dedícate tiempo!

El balance entre el trabajo y la vida personal es fundamental para mantenerse sano, motivado y enfocado. ¿De qué sirve pasar horas y horas en la empresa y ganar mucho dinero si no podemos disfrutar del tiempo con nuestra pareja o familia, si no podemos practicar un hobby o tomarnos vacaciones? Como emprendedores, nuestro nivel de exigencia con nosotros mismos siempre será alto, pero también tenemos que ser conscientes de nuestros límites. De acuerdo a tus preferencias y estilo de vida, incluye en tu agenda actividades como la meditación, el ejercicio, una salida al cine o una comida en casa con amigos.

 

Para más información que te ayude a hacer crecer tu negocio, ¡síguenos en Facebook!

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: