Los webinars se han convertido en una de las herramientas más poderosas y eficientes para conectar con los clientes, aumentar el reconocimiento de marca y vender más. Hoy, ante el exceso de información que ya empieza a agobiarnos, necesitamos más que nunca información relevante que nos ayude a resolver problemas concretos.

Por eso este tipo de formato es tan eficiente: porque permite generar una conexión genuina con la audiencia e iniciar un ciclo de compra real. Pero claro, la competencia por la atención de los consumidores es alta, y los recursos nunca sobran. Por lo que es vital generar webinars de calidad, pero que también tengan un impacto real en las ventas. ¡Y aquí te decimos cómo hacerlo!

1. Define tu objetivo

Lo primero que debes tener en claro es que un webinar no es un pitch de ventas. Es decir, tienes que ofrecer valor a tu audiencia, para que al final decida que tu marca es su mejor opción. Y entonces es clave debes definir qué papel va a cumplir el seminario en el llamado “embudo de ventas”, y cuál debe ser su resultado concreto y medible. Por ejemplo, obtener 60 nuevos correos electrónicos de potenciales clientes, o aumentar el tráfico al sitio Web de la empresa.

2. Habla de los problemas que tus productos o servicios puedan solucionar

Como explicamos con un Webinar no puedes vender en forma directa, pero a la vez tienes que lograr un impacto medible en los ingresos. Y el error de muchos emprendedores es que, con tal de obtener muchos registros, terminan hablando de temas atractivos pero que nada tienen que ver con el giro de su negocio. Piensa entonces en un tópico relevante para tu audiencia (por ejemplo, “Cómo manejar el exceso de trabajo y la relación con la familia”), que a la vez te permita presentar lo que haces en forma natural (un taller presencial sobre productividad y manejo del tiempo).

3. Haz de tu presentación una herramienta de trabajo

Aunque se trate de un evento gratuito, los asistentes siempre querrán llevarse algo útil al final. Así que ya que vas a trabajar en slides para acompañar tu exposición, no te limites a usar textos o gráficos: incluye también checklists, planillas, calendarios y todas aquellas herramientas que luego van a ayudar a los asistentes a llevar a la práctica lo que aprendieron contigo. Y que le dejarán en claro que obtendrán los mejores resultados con ayuda de tus productos o servicios. Tip: incluye en cada diapositiva el logo de tu marca y un dato de contacto (como la página Web de la empresa o su perfil en Instagram).

4. Lanza una oferta exclusiva y limitada

Al final del Webinar, cuando los asistentes tengan claridad sobre tu expertise y valoren tu generosidad para compartir tanta información valiosa, habla francamente de lo que tienes para ofrecerles. ¡No sientas pena!

Por el contrario, sé honesto en cuanto a la necesidad de todo negocio de generar ingresos. Y también muéstrate convencido y entusiasta en cuanto a que tu marca es la mejor opción que podrán encontrar, y de que tienes algo especial para ellos. Ofrece una promoción irresistible (un 10% de descuento podría no funcionar), y para impulsar a la audiencia a la acción, dale una fecha de caducidad (por ejemplo, tres días a partir del Webinar). Este tipo de acciones son medibles y además, si las repites, pueden fortalecer significativamente la lealtad de tu audiencia.

Para más información que te ayude a hacer crecer tu negocio, ¡síguenos en Facebook!

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: