Si los emprendedores exitosos tienen un talento natural, o si es una habilidad que se puede desarrollar con el estudio y la experiencia, es una de las grandes preguntas del mundo de los negocios. Y la respuesta es más sencilla de lo que parece: según los expertos, las dos cosas son ciertas.

Esto no quiere decir que todo el mundo esté listo para ser su propio jefe. El mejor ejemplo es el de un deportista: un gran jugador de futbol, o un tenista, nacen con ciertas características físicas y psicológicas, y un talento natural y único. Pero luego tienen que aprovechar y desarrollar esas ventajas, a través del entrenamiento constante y la motivación para ir siempre por más.

En el caso de los emprendedores, más que de talentos naturales debemos hablar de ciertas características comunes de personalidad. De esos rasgos que les permitirán detectar las oportunidades y moverse rápido, pero también superar los momentos difíciles y permanecer enfocados en sus objetivos de largo plazo.

La consultora Ernst & Young realizó un estudio llamado “¿Nace o se hace? Decodificar el ADN emprendedor”, en el que identificó qué comportamientos definen a los emprendedores más exitosos, no importa en qué sector operen, o en qué lugar del mundo vivan. Y son los siguientes:

Son apasionados

Los verdaderos emprendedores son los arquitectos de su propia visión y están dispuestos a hacer lo que sea por llevarla a la realidad.

Son inconformistas

No se resignan al estado actual de las cosas, están motivados por su misión, y quieren ser parte del cambio.

Son enfocados

Esta es una de las combinaciones más difíciles de encontrar, ya que para ejecutar una idea se necesita pasión, pero también identificar prioridades y trabajar en forma organizada.

Saben detectar las verdaderas oportunidades del mercado

Uno de los principales errores de un emprendedor novato es enamorarse de su producto o servicio, y olvidar qué es lo que realmente pide el cliente. Un emprendedor exitoso, en cambio, sabe leer la demanda real de su nicho y qué es lo que la competencia está descuidando.

Se enfoca en el cliente

Esto significa que tanto él como su empresa y sus empleados tienen al consumidor como al protagonista más importante de su historia. Por eso, trabajan día a día por atender sus necesidades y brindar un servicio excepcional.

Pueden trabajar en equipo

Entienden que no pueden hacer todo solos, que tienen defectos y que les faltan habilidades, y están interesados en las ideas y los talentos de los demás.

Tienen tenacidad y perseverancia

Son capaces de mantenerse motivados en los momentos más difíciles.

Crea un ecosistema de apoyo

Además de un equipo de trabajo, el verdadero emprendedor genera en forma activa redes de personas que pueden ayudarlo con consejos, contactos y capital.

Crean una cultura corporativa sustentada en valores

Los emprendedores que hacen historia han entendido que las personas hoy ya no trabajan solo por el dinero, o por subsistir. Para mantenerse motivados y trabajar el máximo, la gente necesita un sentido de misión en su trabajo y saber que tienen un impacto en la vida de sus clientes y en la sociedad.

Para más tips y consejos que te ayuden a hacer crecer tu negocio, síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: