Si estás por elegir un local comercial de manera formal, debes realizar una serie de trámites para tener todo en regla y evitar futuros problemas. A continuación te presentamos los trámites que no debes olvidar al momento de abrir un negocio.

1. Uso de suelo

Aunque el local que piensas rentar o comprar ya haya funcionado antes como negocio, debes verificar el tipo de giro al que pertenece el tuyo, ya que no todos los locales con uso de suelo están abiertos para todos los giros. Es indispensable hacer una investigación para saber si este lugar y sus permisos se adaptan a tus necesidades, de lo contrario tendrás que tramitar un permiso especial, si vives en la Ciudad de México, sería en la Secretaria de Desarrollo Urbano y Vivienda (SEDUVI), si vives en alguna entidad debes acudir a la cabecera municipal.

2. Declaración de apertura

Si ya cuentas con el uso de suelo, lo más recomendable es emitir un aviso de declaración de apertura para establecimiento mercantil, te puedes acercar al módulo de atención fiscal o realizar el trámite a través del portal del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

3. Venta de bebidas alcohólicas

Si vas a abrir un bar o un restaurante y requieres vender bebidas alcohólicas, te debes acercar a tu delegación o cabeza de municipio para tramitar una licencia de funcionamiento, en muchos casos requieres contar con servicio de estacionamiento, pide una asesoría en la localidad correspondiente.

4. Registro de marca

 Recuerda que siempre es recomendable hacer una investigación de nombre y marca (logotipo), si están disponibles trata de registrarlas cuanto antes, ya que es tu idea y debes protegerla en el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial.

5. Licencia de Anuncio Denominativo en Inmueble

Se trata de un permiso que permite colocar un anuncio con logotipo, emblema o eslogan que identifica el comercio donde se desarrolle la actividad, este trámite debe realizarse en delegaciones o cabezas de municipio.

6. Alta en el Registro Federal de Contribuyentes

Para tener todo en orden con la autoridad fiscal, debes darte de alta en el sistema tributario acorde con tus necesidades y el giro de tu negocio, puedes hacer tu registro como una persona física con actividad empresarial, o bien, si te constituyes como persona moral (agrupación de personas con un fin determinado) entonces puedes optar por figuras fiscales como Sociedad Anónima de Capital Variable (S.A. de C.V.), Sociedad de Responsabilidad Limitada (S.R.L.), entre otras.

7. Firma Electrónica

No olvides darte de alta en el SAT) y tramitar tu firma electrónica (e.firma), un archivo digital que te identifica al realizar trámites en el portal tributario e incluso en otras dependencias de gobierno.  La firma electrónica es única, es un archivo seguro y cifrado que incluye tu firma caligráfica por lo que garantiza tu identidad y la seguridad de tus operaciones.

Toma en cuenta estos trámites para iniciar con el pie derecho, recuerda que un mal comienzo puede traerte problemas después. Una vez que tengas  todo para instalarte, recurre a las instancias correspondientes para informarte sobre los requisitos que necesitas acorde con tu giro. Si ya estás en el proceso, ¿hay algún trámite que no habías considerado?

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: