Las redes sociales no solo son útiles para reforzar el posicionamiento de nuestra marca a través de miles de seguidores. También pueden ayudarnos a vender más y fortalecer nuestro negocio, y esto es especialmente cierto en el caso de Facebook.

Con más de 1,900 millones de usuarios activos mensuales en todo el mundo, esta plataforma puede convertirse en una poderosa herramienta para el crecimiento de nuestra empresa. Sólo con vender a una fracción pequeña de esa audiencia, el impacto en nuestro negocio sería enorme.

Por otro lado, la competencia por la atención de la gente es dura, por lo que es importante desarrollar una estrategia inteligente de mercadotecnia y ventas. ¿Por dónde empezar? Estas son las cinco claves que no puedes ignorar.

1. Abre una página de Facebook para tu negocio

A diferencia de un perfil personal, una página es visible para cualquier persona y puede tener seguidores ilimitados. En la barra superior, encontrarás la pestaña “Tienda”, con la que podrás empezar a configurar tu local virtual y empezar a cargar la información sobre tus productos, características y precios.


2. Crea una comunidad

Una de las principales ventajas de Facebook es que permite desarrollar grupos de personas unidas por necesidades, intereses y gustos en común. Para hacer crecer la audiencia de tu página y tener más posibilidades de vender, es importante que publiques contenido de calidad y que provoque conversaciones entre tus seguidores. Es decir, que los invite a hacer comentarios sobre los posts, compartirlos, enviar mensajes o participar de eventos especiales, como un concurso o una trivia.

3. Desarrolla tu propio sitio de e-commerce

Facebook es una excelente herramienta para dar tus primeros pasos en Internet, pero es muy importante que con el tiempo construyas tu espacio. Para no duplicar esfuerzos, utiliza un software fácil de configurar y que pueda conectarse a la red social mediante una aplicación, como Shopify o BigCommerce. Así, cada vez que subas información sobre un nuevo producto o evento, la información quedará automáticamente actualizada en las dos plataformas.    

4. Brinda un servicio al cliente excepcional

Al igual que en el mundo físico, este es un punto que muchas marcas descuidan y que puede fortalecer significativamente tu propuesta de valor. Para lograrlo, contesta los mensajes de manera inmediata, atiende las quejas y ofrece soluciones reales frente a un problema, como la pérdida de un envío. Y por supuesto, fortalece la seguridad de tu sitio, para evitar fraudes y robo de datos.

5. Invierte en anuncios

Una vez que hayas obtenido buenos resultados con tu página de Facebook, es importante que empieces a invertir en publicidad. ¿Cuál es la principal ventaja de esta herramienta? Que podrás hiper-segmentar tu audiencia, según parámetros como edad, sexo, ubicación geográfica o intereses. Para aprender cómo anunciarse de manera inteligente, puedes recurrir a Facebook Blueprint, una plataforma educativa gratuita y que no requiere tener conocimientos previos.

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: