Los microinfluencers serán una de las tendencias más fuertes en redes sociales durante este año. Es que para sus campañas digitales, las empresas ya no buscan solo a famosos con millones de seguidores, sino usuarios con, por ejemplo, 10,000 seguidores en Instagram y que tienen un gran número de conversaciones con su comunidad. ¿Por qué? Porque generan interacciones más honestas y cercanas, y pueden establecer una conexión más fuerte con las marcas.

Cuando eres dueño de un negocio, ser un microinfluencer en tu mercado puede resultar una gran herramienta de ventas. Porque tus clientes actuales y potenciales te reconocerán como una autoridad en tu campo, sentirán confianza por ti, y entonces querrán saber más sobre lo que haces. Y esa es la manera más efectiva de vender.

¿Pero cómo convertirse en un microinfluencer? ¿Qué hacer para llamar la atención de nuestra audiencia, sumar algunos miles de seguidores y, sobre todo, generar conversaciones relevantes? Aquí te compartimos los cinco consejos más efectivos.

Consejo #1. Proyecta tu marca personal

Empieza por decir quién eres y qué haces, con un estilo de comunicación auténtico y cercano. ¿Cuál es tu actividad o especialidad? ¿Por qué decidiste emprender? ¿Qué te hace diferente frente a tus competidores? No te limites a temas de negocios, publica también posts acerca de tus hobbies, tus pasiones y aquellas experiencias que podrían resultar útiles o inspiradoras para tus seguidores. Y recuerda siempre quién es tu audiencia, qué necesita y qué le interesa. No se trata solo de ti.

Consejo #2. Privilegia la calidad sobre la cantidad

Aunque el número de publicaciones tiene una incidencia directa en la visibilidad de los perfiles, la mayor fortaleza de un micro-influencer está en la cercanía de sus conversaciones. Y para generarlas, no solo hay que publicar textos y fotos de una gran calidad, sino pensar en un estilo que refleje tu identidad de marca y que conecte con el corazón de tu audiencia objetivo. No se trata de publicar por publicar, sino de definir un estilo de comunicación único, los pilares básicos de tu estrategia de contenido y los formatos que vas a privilegiar en cada red social que utilices.

Consejo #3. Publica videos

Hay un dato que no puedes ignorar: el consumo de videos en las redes sociales se ha triplicado en los últimos años. Y por eso generan un nivel de interacción mucho más alto que cuando un post solo contiene texto o una imagen. Aunque hay actividades que se conectan naturalmente con el video (como la de un cocinero, que puede compartir sus recetas), la creatividad siempre te ayudará a encontrar una buena idea. Por ejemplo, si vendes seguros puedes compartir fragmentos de una conferencia acerca de las últimas tendencias del sector, o grabar un video con consejos básicos para asegurar el hogar. No hace falta que inviertas en una producción costosa, pero sí que te asegures de que estás compartiendo contenido interesante.

Consejo #4. Muéstrate

Aunque tus redes sociales profesionales deben enfocarse en construir tu autoridad como emprendedor y experto en determinado tema, es importante que además compartas quién es la persona detrás del negocio. Muchos emprendedores sienten pena de publicar fotos en situaciones más personales, pero esto es importante para generar un lazo de confianza y cercanía con los seguidores. Una vez más, no hace falta que sean fotografías producidas o tomadas por un profesional, pero sí que muestren tu lado más cálido y auténtico. Si vas a incluir en las imágenes a miembros de tu equipo o de tu familia, ten en cuenta todas las cuestiones de seguridad. También puedes aprovechar las ventajas de nuevas herramientas como Instagram Stories.

Consejo #5. Sé generoso

Si aspiras a ser un microinfluencer, lo mejor que puedes compartir es información útil. Así que conecta tu calendario de contenidos en redes sociales con las publicaciones en un blog. También puedes realizar sorteos o concursos para que tus seguidores ganen productos o servicios de tu empresa, o de otras marcas con las que tienes una alianza. La gente ama recibir regalos, y siempre va a estar dispuesta a compartir la buena noticia con sus propios seguidores. A la hora de pensar en esta estrategia, recuerda que para generar un impacto positivo un regalo no tiene que ser necesariamente costoso, pero sí dejar en claro a quien lo recibe que fue elegido especialmente para él.

 

Para más información que te ayude a hacer crecer tu negocio, ¡síguenos en Facebook!

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: