Operar un negocio desde casa es el sueño de muchas personas, sobre todo de aquellas que viven en grandes ciudades y sufren todos los días por el tráfico y las deficiencias del transporte público. Y la buena noticia es que, con el avance de la tecnología, hoy podemos manejar proyectos desde cualquier lugar del mundo.

Claro que este modelo de negocios tiene sus retos. Además de que no puede adaptarse a todos los giros, requiere de mucha disciplina y capacidad de organización por parte del emprendedor. De lo contrario, los resultados pueden ser muy pobres, y lo que empezó como un sueño puede convertirse en una pesadilla, incluso para el resto de los miembros de la familia. Historias como esta hay muchas.

Los que emprenden desde casa necesitan además herramientas que les permitan realizar tareas básicas, como generar facturas y automatizar funciones, para aprovechar mejor el tiempo y poder concentrarse en lo más importante. Y aquí te contamos cuál es ese kit básico de aplicaciones y sistemas que deberías tener en cuenta.

#1. Una plataforma en la nube

Esta tecnología te permite almacenar información, protegerla y gestionarla en cualquier momento y desde cualquier lugar, sin necesidad de adquirir servidores o andar cargando con discos de almacenamiento y memorias USB. Puedes empezar con las versiones gratuitas de soluciones como Google Drive, Dropbox o Microsoft OneDrive. Y a medida que el negocio crece, optar por sistemas más robustos.

#2. Una aplicación para la gestión de proyectos

El problema de trabajar en casa es que, si tenemos colaboradores externos, a veces resulta difícil repartir tareas, monitorear los avances y detectar problemas a tiempo. La solución está en aplicaciones como Trello, Asana o Click Up, que son intuitivas y fáciles de manejar, pueden empezar a utilizarse sin costo y permiten el acceso desde distintas cuentas. Una de sus funciones más efectivas es la de asignación de proyectos y fechas límite para entregas.

#3. Una app de mensajería instantánea

También es básico poder contactar a tu equipo o a tus clientes de manera inmediata y más directa, y además poder llevar un registro de las conversaciones y puntos acordados. Además de WhatsApp, puedes usar Telegram, que aunque no es tan popular ofrece una capa extra de seguridad. Además, manejar esta herramienta para los mensajes de la empresa podría ayudarte a organizar mejor tus comunicaciones y desconectarte en horarios no laborales.

#4. Un sistema de comunicación remota

Skype, Google Hangouts y Zoom son algunas de las opciones más efectivas para mantener conversaciones y realizar video-conferencias con colaboradores, proveedores o clientes. Es importante que, antes de iniciar una reunión importante, te asegures de la calidad de tu señal de Internet y de que conoces cómo funciona la plataforma en cuestión, para evitar problemas de conectividad, interferencias y retrasos.

#5. Una plataforma de facturación

Además de básico, es imprescindible para tener un negocio formal y dar un buen servicio a tus clientes. Opta por una plataforma eficiente de facturación, que sea sencilla de usar, que ofrezca soporte técnico y que se mantenga actualizada según los últimos requisitos del Servicio de Administración Tributaria (SAT). Con la expansión de la empresa, vas a necesitar además un Sistema de Administración Empresarial, para controlar todas las operaciones de compra-venta, como el registro de clientes y proveedores, los inventarios, las cuentas por cobrar y por pagar. Además, en el caso de que abras sucursales de una tienda y sigas manteniendo tu oficina en casa, podrás conectarlas y acceder a toda la información comercial y administrativa de manera remota.

 

Para más información que te ayude a hacer crecer tu negocio, ¡síguenos en Facebook!

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: