En momentos de incertidumbre económica, los dueños de Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) tienen que tomar medidas rápidas para asegurar la supervivencia del negocio. Porque a diferencia de los grandes corporativos, las compañías de menor tamaño no tienen la capacidad financiera para soportar semanas o incluso meses sin ventas.

El reto para los emprendedores y empresarios es mantener la calma, analizar la situación con objetividad y no paralizarse ante las noticias negativas que escuchamos todos los días. Siempre hay una oportunidad para “pasar el temporal” y salir adelante, la clave están en detectarla y tomar el camino más adecuado para aprovecharla.

Y una de las áreas que más debemos cuidar es la financiera. Porque ante una caída de las ventas, contamos con menos flujo de efectivo para mantener la operación. Por eso hoy queremos recomendarte seis medidas importantes para proteger los números del negocio.

☐ 1. Define qué ingresos están asegurados en los próximos tres meses

Esto va a depender de la naturaleza de tu negocio. Si eres un proveedor de servicios y recibes una iguala mensual por parte de varios clientes, tu situación será más estable que en el caso de una cafetería, restaurante o estética.

☐ 2. Ajusta los gastos

De acuerdo a los ingresos previstos en la empresa para el próximo trimestre, define qué recortes se pueden aplicar. Empieza por aquellos gastos prescindibles, que afecten directamente la operación, como por ejemplo la conexión a televisión por cable en la sala de juntas.

☐ 3. Haz un análisis de riesgo de tu cartera de clientes

En momentos de crisis hay que redoblar el esfuerzo por vender. Pero también hay que tener más cuidado sobre a quién le estamos entregando nuestros productos o servicios, y las posibilidades reales que tenemos de cobrar las facturas. Trabaja en un plan para reducir al máximo el riesgo de crédito comercial.

☐ 4. Habla con tus proveedores más importantes

En el peor escenario, quizá tengas que solicitar una reducción en el precio de la renta o de un cargamento de materias primas, o mayores plazos de pago. Pero aún cuando no estés en esta situación, es importante ponerse en contacto con los proveedores más importantes para estar coordinados ante cualquier cambio. Anticípate a todos los escenarios.

☐ 5. Contacta a tu banco y otras entidades financieras

La amenaza de lucro cesante puede complicar el pago de las tarjetas de crédito corporativas y los préstamos. Comunícate con los ejecutivos de cuenta de la empresa y pregúntales si están ofreciendo programas especiales para extender los plazos de pago o re-financiar las deudas, o incluso para disminuir el costo de las comisiones mensuales.

☐ 6. Mantente atento a los programas de ayuda a las Pyme

En las próximas semanas, podría haber novedades acerca de programas para apoyar a los pequeños negocios y a los trabajadores independientes a nivel federal, estatal y local. Mantén ordenada toda tu documentación para que, en el momento en que se presente alguna oportunidad, puedas estar entre los primeros postulantes.

Para más información que te ayude a hacer crecer tu negocio, ¡síguenos en Facebook!

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: