Solopreneurs: 5 consejos para mantenerse motivados y productivos

Consejos para mantenerse motivados y productivos
Total
39
Shares
Esta es una historia común en el mundo emprendedor —sobre todo si trabajas por tu cuenta—, que te dejará pensando:

Imaginemos a Luisa, una joven que recién ha egresado de Mercadotecnia en la universidad. Luego de algunos meses de búsqueda, es contratada por un corporativo prestigiado e inicia una carrera brillante en su especialidad.

A los 35 años alcanza una posición directiva con un equipo de 25 personas a su cargo y, además, viaja por todo el mundo. Sin embargo, trabaja muchas horas, incluso varios fines de semana al mes. Por lo que solo puede dedicar poco tiempo a sus hijos. Su presión por el logro de resultados es enorme: vive estresada y cansada. Así, cada vez tiene menos tiempo para su verdadera pasión: la gastronomía.

Un día —tras meditarlo y hablarlo con su esposo, trabajar en un sencillo plan de negocios y hacer muchas cuentas durante varios meses—, Luisa decide aprovechar la oportunidad de un retiro voluntario en su empresa, la cual está aplicando un agresivo recorte de personal.

Seis meses después, inaugura una pequeña pastelería, especializada en pan dulce, pasteles, postres y variedades de estilo francés. Tras el entusiasmo del primer semestre, Luisa, empieza a sentirse agotada y triste: ahora trabaja más horas que antes sin poder descansar ningún fin de semana, gana menos dinero y dedica largas horas a tareas administrativas.

Con todo, las ventas no despegan, apenas cubren los gastos operativos. En consecuencia, Luisa se enfrenta a los desafíos más grandes del llamado “solopreneur”: la soledad, la sensación permanente de incertidumbre y la desmotivación.

Si te has identificado con esta historia, la gran pregunta es: ¿cómo superar estos retos cuando eres un freelance o solopreneur? Mantenerse enfocado en un proyecto de negocios y de vida puede resultar agotador, pero también ofrecer enormes recompensas a mediano y largo plazo. Si estás inmerso en una situación así, estos son algunos consejos importantes que debes considerar.
1. Recuerda por qué estás aquí
Es curioso, pero cuando te sientes preocupado y desmotivado, puedes tener la sensación de que todo el mundo se pone en tu contra para decirte que tomaste una mala decisión, por lo que es mejor que te pongas a buscar de nuevo un empleo. Y ni hablar de los meses de fin de año, cuando tus familiares y amigos no van a parar de hablar de sus aguinaldos y vacaciones. Lo primero que tienes que entender es que no tienen una mala intención, sino que seguramente están preocupados por ti. Lo segundo, que aun en medio de la tristeza tienes que volver a abrazar tu sueño de independencia y prosperidad. Toma una hoja de papel o un cuaderno y escribe todo aquello que te llevó a emprender, desde los detalles más pequeños. Recuerda cuáles son tus objetivos y deseos. Quizás están tardando en cumplirse un poco más de lo que pensabas, pero ya llegarán.
2. No te unas al rebaño
La mayoría de las personas que trabajan para la misma empresa por años y años, en la misma posición y por el mismo salario, lo hacen por una sola razón: por miedo. Justamente ese miedo fue el que tú lograste vencer cuando, como en la historia de Luisa, decidiste dejar un buen salario fijo por mes, porque había algo en tu interior diciéndote que eso no era suficiente. En estos momentos de crisis económica e incertidumbre son muchos los emprendedores que atraviesan dificultades y se sienten tentados a buscar un trabajo fijo. Pero, ¿qué pasaría si estás ahí, a un paso más de conseguir un gran cliente o de lograr abrir tu primera tienda tal como sueñas desde hace tantos meses o años? ¿Tirarás todo ese esfuerzo por la borda de un momento a otro? Por supuesto, hay que tomar decisiones realistas por las que a veces haya que saber abandonar un proyecto a tiempo. Pero si todavía tienes una oportunidad, por pequeña que ahora pueda parecer: respira hondo; recuerda todo de lo que eres capaz, y da un paso más adelante.
3. Trabaja en tu autoconocimiento
Cuando emprendemos por nuestra cuenta, y no tenemos un socio o un equipo que nos acompañe en el día a día, es fácil perderse en el ruido exterior. Ese sonido molesto y distractivo puede llegar por comentarios de otras personas, noticias y, fundamentalmente, redes sociales, ocasionando que te desconectes de tu interior, de tu propósito y de la confianza en ti mismo. Para reenfocarse, el solopreneur necesita “ir hacia adentro” y trabajar en su autoconocimiento. ¿Cómo? A través de prácticas de mindfulness, como la meditación o la respiración consciente, o incluso del yoga. También ayudan las lecturas de libros sobre desarrollo personal o las conferencias de psicólogos especializados en el tema, mismas a las que puedes acceder a través de YouTube.
4. No pierdas la objetividad y el pragmatismo
Por supuesto, la pasión por lo que hacemos no puede cegarnos y llevarnos a aferrarnos a un proyecto destinado al fracaso. A veces, las cosas simplemente no funcionan. Entonces, hay que tomar decisiones difíciles. Por ejemplo, si como Luisa tenemos una pastelería y lanzamos una línea especial de pasteles veganos con un costo de elaboración demasiado alto, al final la gente no los comprará. Así que hay que pensar seriamente en dejar de producirlos. Para emprender con éxito hay que aprender a combinar la pasión y la voluntad con la objetividad y el pragmatismo. Tomar buenas decisiones a tiempo, por muy amargas que sean. También ganar perspectiva: a veces algo nos parece en suma dramático, por lo que con el tiempo se convierte en una simple anécdota.
5. Alimenta el tanquecito de la motivación
Finalmente, recuerda que eres un ser humano valiente y audaz: que se animó a emprender un camino diferente, difícil y riesgoso. Pero que eso no signifique que vistas siempre el traje de superhéroe. Para enfrentar la incertidumbre y los momentos complicados necesitas descanso, esparcimiento, contención, palabras de aliento y muchos abrazos. No se trata de salir a contarle a todo el mundo cómo te sientes, pues no todos están preparados para escuchar; pero seguramente hay alguien en tu vida que te inspira confianza, que está tan entusiasmado como tú por tu negocio y que te alentará a seguir adelante. Date tiempo para desconectarte los fines de semana y tomarte algunos días de vacaciones. A veces solo es cuestión de organizarse un poco mejor y de saber parar. Haz ejercicio y aliméntate bien. Practica algún pasatiempo. Socializa. Date una palmadita en la espalda cada día por tus logros, celébralos por mínimos que parezcan. ¡Son al 100% tuyos! Quizá también te interese…
Contenido relacionado:
Contenido recomendado:
You May Also Like