Un adeudo fiscal es un problema que, si no es atendido a tiempo, puede causar serios problemas a las finanzas de un negocio o de una persona física con actividad empresarial. Se puede producir por la falta de pago de impuestos y contribuciones a nivel federal o estatal, pero también por multas.

Cuando un contribuyente cae en un incumplimiento de sus obligaciones, debe ser informado por el Sistema de Administración Tributaria (SAT) a través del Buzón Tributario. En caso de que no haya notificaciones, siempre es una buena idea hacer una consulta periódica en la página del organismo para confirmar que nuestra situación está en orden.

No te tomes este tema a la ligera. Ten en cuenta que, de no cubrirse un adeudo, el fisco puede embargar cuentas bancarias y bienes. Y en el caso de un negocio, eso significa meses y meses sin poder operar.

¿Qué hacer entonces cuando ya hemos tenido noticias de una falta de pago? Ésta es una guía paso a paso para que pongas tus cuentas en orden.

Confirma el adeudo

A partir de una notificación, la autoridad otorga un plazo de 30 días para que el contribuyente regularice su situación o la de su empresa. No pierdas el tiempo.

Identifica el origen del problema

Consulta con tu contador si se trata de un impuesto federal (como el IVA o el ISR), una carga local (como la tenencia o el impuesto a la nómina) o una contribución federal (como los aportes patronales). Y sobre todo, por qué no se cumplió a tiempo con el pago.

Acércate a la Prodecon

La Procuraduría de Defensa del Contribuyente (Prodecon) ofrece un servicio de asesoría gratuito para que puedas confirmar que el adeudo es correcto. En caso contrario, si existen irregularidades o incluso si el contribuyente no puede cubrir el monto, el adeudo se puede impugnar.

Solicita un plan de pagos

Tanto a nivel federal como local, la autoridad tributaria ofrece facilidades para que, en caso de no poder cubrir una deuda en una sola exhibición, puedas hacerlo en parcialidades. Una vez confirmado el adeudo, consulta cuáles son las opciones que tienes, revisa el flujo de efectivo y otros obligaciones pendientes en la empresa, y haz los trámites correspondientes para iniciar los pagos.

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: