Durante muchos años las empresas han invertido millones en detectar las preferencias, gustos y satisfacciones de los consumidores por medio de los denominados “estudios de mercado”, siempre tratando de evaluar el comportamiento o aceptación de productos y servicios entre los posibles clientes; sin embargo, la efectividad de este tipo de medios pierde fuerza al recibir respuestas poco precisas o a conveniencia del nicho investigado.

Ponerse en los zapatos del consumidor

Aunque los estudios de mercado se han tratado de adaptar al tiempo y tipo de tecnología, se mantiene esa incertidumbre que proporcionan sus  resultados, muchos emprendedores lo han comprendido y prefieren invertir sus recursos en la respuesta de un público más focalizado, con lo que se adquieren respuestas más aceptadas y con base en las necesidades de los consumidores. Digamos que para este nivel debemos ponernos en los pies del consumidor para saber qué valoran más, por ejemplo, si son más susceptibles a adoptar productos o servicios que proporcionan experiencias únicas.

No preguntar, sí cuestionar

Otro gran método que emplean los emprendedores es acceder a comunidades que tengan gustos e intereses relacionados con los productos y/o servicios que se ofrecen, de ese modo se puede conseguir información valiosa de las comunidades formando parte de ellas. No se trata de hacer preguntas directas, sino hacer cuestionamientos, ya que existe una gran tendencia de apoyar a todo el que lo necesite. Esta información es mucho más valiosa y precisa que un cuestionario que podría ser resuelto incluso al azar con tal de dar por terminada la actividad.

Crear comunidades

La tendencia para realizar estudios de mercado es dejar de pensar en sacar estadísticas masivas y comenzar atacar pequeños grupos, crear comunidades, hacer parte a cada cliente de la formación de una compañía o hacerlos embajadores de una marca que ayudaron crear. Si lo que se busca es generar lealtad en el consumidor, ya no se pueden hacer las mismas estrategias que se hacían desde hace muchísimos años, principalmente porque el consumidor ya no es el mismo de hace 10 años.

Los nuevos empresarios están cambiando constantemente las reglas del juegos y es mediante el interés que prestan atención en las necesidades y demandas de sus clientes, de esta forma ganan o captan mayor terreno que las empresas que siguen haciendo lo mismo. ¿Cómo focalizas las necesidades de tus consumidores?

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: