Si tienes un negocio, seguramente ya habrás entendido que cuidar tu salud debe ser una de tus prioridades. Porque sólo cuando nos ocupamos de nosotros mismos podemos soportar las presiones de la operación diaria, y estar en condiciones para trabajar duro y alcanzar los resultados que queremos.

Claro que encontrar el equilibrio no es fácil. Y uno de los principales retos para los emprendedores es tomarse el tiempo de hacer ejercicio de manera regular. No importa si queremos correr o practicar yoga: siempre habrá alguna excusa para dejarlo para otro momento. Y mientras tanto, sufrimos de más dolores en el cuerpo y terminamos el día agotados. 

¿Qué hacer entonces para que el entrenamiento físico se convierta en parte de nuestra rutina, no importa qué tan ocupados estemos y cuántos problemas tengamos que solucionar? Estas son las recomendaciones más efectivas de los expertos.

Elige la disciplina ideal para ti

Algunas personas necesitan bajar de peso, otras ganar flexibilidad o combatir lesiones musculares. Están quienes aman correr, y los que disfrutan más de una sesión de yoga seguida de una meditación. Sé realista en cuanto a tus objetivos, preferencias y estilo de vida. Investiga cuáles son tus opciones, qué gimnasios están cerca de tu oficina o tu casa, pregunta a amigos y conocidos por sus experiencias, e inclínate por el tipo de ejercicio que sea más fácil de incorporar a tus actividades diarias.

Fija tu horario de ejercicio y respétalo

Cuando tenemos un negocio y muchas tareas por cumplir, nuestro tiempo personal es lo primero que solemos sacrificar. Por eso es clave que des a tu clase de spinning o aerobics la misma importancia en tu agenda que a la reunión con un cliente. Lo más aconsejable es que te ejercites por la mañana, idealmente a las 6:00 o 7:00 A.M., ya que será más difícil que se atraviese algún imprevisto o asunto urgente por atender. Además, arrancarás el día satisfecho por tu logro y lleno de energía.

Compite contigo mismo

Para poder mantener una rutina de ejercicios, es importante que te pongas objetivos y des seguimiento a tus avances. Por ejemplo, puedes marcar en tu agenda cada día en el que te entrenaste, o medir tu peso o índice de masa corporal una vez por mes. También está la opción de usar una aplicación con planes personalizados de entrenamientos para hacer en casa, y la buena noticia es que hay muchas opciones gratuitas en el mercado. Entre las más recomendadas, están Runtastic Results y Endomondo.

Aplica la regla del “peor es nada”

Al frente de un negocio, siempre habrá una reunión, desayuno o comida que interferirá en tus horarios dedicados al ejercicio. Anticípate a esos imprevistos con rutinas cortas de entrenamiento que puedas practicar hasta en la habitación de un hotel, con la ayuda de un pequeño mat, un DVD o una aplicación. En el ejercicio es más importante la constancia que la cantidad o la intensidad de los movimientos, y hoy existen muchas alternativas para cuidar de nuestro cuerpo con programas cortos pero sumamente efectivos. A veces, 10 minutos son suficientes.

Para consultar tips, recomendaciones, guías y mucho más para emprendedores, síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: