Cómo planificar e invertir en el crecimiento de tu negocio para 2023

Total
21
Shares
estrategia 2023

¿Qué emprendedor o empresario pyme no está decidido a hacer crecer su negocio en 2023? Sin embargo, lograr una expansión sana y rentable es un gran desafío: hace falta mucho más que entusiasmo y voluntad. Se necesita, además, una planificación ordenada que incluya una estrategia de financiamiento e inversión. Veamos cómo obtenerla.

Paso #1. Revisa la propuesta de valor del negocio

Un buen plan de crecimiento empieza por el análisis profundo de la relevancia (o irrelevancia) de los productos o servicios que ofrecemos. Para ello, responde estas preguntas.

  • ¿Cuál es mi propuesta de valor?
  • ¿Por qué compito? (precio, servicio, marca, etc.)
  • ¿Por qué me eligen mis clientes?
  • ¿Cuál es la propuesta de mi competencia más directa?
  • ¿Cuáles son las debilidades de mis productos y servicios? ¿Cómo puedo mejorarlos?
  • ¿Qué nuevas demandas y aspiraciones puedo detectar en mis clientes actuales?
  • ¿Qué clientes me han abandonado en los últimos meses? ¿Por qué razón?

Con este análisis puedes descubrir, por ejemplo, si has perdido ingresos no por haberte visto obligado a aumentar tus precios, sino porque aún no ofreces ventas en línea o envíos a domicilio. Evita hacer este ejercicio solo: pide su opinión a tus vendedores o ejecutivos de ventas, al personal de servicio al cliente y, por supuesto, a tus consumidores.

Paso #2. Identifica nuevas oportunidades de crecimiento

En mercados que se transforman a un ritmo acelerado, también es muy importante tener claro dónde se abren nuevas puertas para la expansión. Porque, para vender más, a veces no hace falta mejorar un producto o servicio, sino explorar nuevos canales de distribución o facilitar puntos del viaje del consumidor, como el pago electrónico o la entrega a domicilio.

En este caso, escucha a tu equipo, pero también haz consultas con gente ajena a la empresa para que te obtengas una visión más amplia y objetiva. Por ejemplo, un proveedor, un experto en negocios o incluso otro emprendedor que trabaje en otro sector. Eso te ayudará a no enfocarte en una sola idea.

Por ejemplo, quizá hace tiempo vienes pensando en la idea de abrir una tienda en línea, pero lo que en realidad quieren tus clientes es hacer pedidos por WhatsApp de una manera más sencilla. O lo que necesitas para disparar el crecimiento es ofrecer presentaciones más pequeñas de tus productos o ampliar la atención en tu local a los fines de semana.

Para descubrir estas nuevas oportunidades es ideal leer sobre casos de éxito en otras regiones, países o industrias.

Paso #3. Planifica cómo ejecutarás las nuevas ideas

Una vez que hayas decidido en qué oportunidades de crecimiento te enfocarás en 2023, diseña un plan sencillo para hacerlas realidad. ¿Cuáles son los nuevos procesos que hay que incorporar?, ¿Quién los ejecutará?, ¿Cuál será la capacitación necesaria?, ¿Hará falta contratar más personal?, ¿Cuál será la inversión necesaria en equipo, tecnología o materia prima?

Por ejemplo, si tu proyecto más importante de expansión para el próximo año es abrir dos tiendas de abarrotes adicionales, entonces seguramente tendrás que aumentar la capacidad del depósito e invertir en una plataforma de administración empresarial más robusta, que cuente con un módulo de inventarios. O si estás decidido a invertir más fuerte en marketing digital, entonces tendrás que contratar los servicios de una agencia especializada en pymes o, aún mejor, en tu sector de actividad.

Por último, no olvides que todo plan de expansión necesita fechas específicas de cumplimiento para cada etapa de ejecución, responsables y métricas para poder registrar los avances y logros.

Paso #4. Define cómo financiarás la expansión

Toma en cuenta que el crecimiento cuesta dinero. La mayoría de las veces no puede ser sostenido solo con las ganancias operativas. A veces hay que apalancar a la empresa con un crédito, otras con el capital fresco de un nuevo socio… En tu caso, ¿cuáles serían tus opciones?

A veces, basta con utilizar la tarjeta de crédito corporativa, porque solo necesitas más mercadería. Pero, en cualquier caso, siempre hay que estar preparado con un plan de negocios detallado que especifique la inversión necesaria, los costos de operación, los ingresos esperados y el tiempo estimado de recuperación de la inversión.

Con ese documento generarás la confianza necesaria, además de responder a todas las preguntas del facilitador del capital que necesitas.

La buena noticia es que cada vez hay más opciones de financiamiento disponibles para las pymes, incluidos aquellos préstamos y fondos ofrecidos por organismos gubernamentales.

Cualquiera que sea tu decisión, haz siempre bien las cuentas, pues en los últimos meses han aumentado significativamente las tasas de interés y no se espera que disminuyan en los meses próximos. El apalancamiento de una empresa no es malo, pero siempre debe ser sano y contar con riesgos medidos.

Síguenos en Facebook

Contenido relacionado:

Contenido recomendado:

You May Also Like