Y al final del día volvemos a lo esencial… las personas