Como emprendedor hemos escuchado que la mente es muy poderosa, aquellos pensamientos, sean positivos o negativos, repercuten en tus acciones y logros. Harv Eker, escritor, empresario y orador motivacional, explora esta situación en su texto ‘Los secretos de la mente millonaria’, donde revela una serie de actitudes mentales que atraen la riqueza.

La idea principal de Eker gira en que la gente rica y pobre piensa de forma diferente no sólo por factores externos, también en aquellos pensamientos internos más arraigados. La buena noticia es que podemos cambiar el chip y modificar nuestra mente por una más positiva y ganadora, aquí lo exploramos:

Desarrollando la actitud de millonario

Para cambiar la forma en la que pensamos es conveniente reprogramar algunos factores, como costumbres y hábitos, aquí te dejamos algunos ejemplos:

1. Salir a comer una vez al mes a lugares caros

Lograrás que tu mente empiece a relacionar que está bien tener ese estilo de vida y desear llegar a tenerlo, esto te ayudará a tener una motivación poderosa para alcanzar tus metas.

2. Escribir una carta compromiso

Haz un listado por escrito de todo aquello a lo que te comprometas a cambiar para mejorar tu nivel de vida, poniendo fechas y metas en algún periodo de tiempo, por supuesto, debes ser realista y hacer todo lo posible por cumplirlo.

3. Registra tus actividades

Es importante darnos el tiempo para analiza todos nuestros éxitos y aprender de los fracasos. Al revisar cada uno de ello, podremos revisar qué podemos mejorar y cómo tomar mejores decisiones.

4. El millonario no se queja, el pobre sí

Lo importante es vivir con una actitud positiva y sólo preocuparnos por las cosas importantes. Eker sugiere que cambies tu pensamiento recapacitando que la vida es un juego y que siempre debemos jugar para ganar.

5. Aprende a optimizar tus recursos

Olvídate de los pagos mensuales o pagos por tiempo y promueve pagos por comisiones y pagos por resultados, de esta manera mejorarás el desempeño de tus finanzas.

Eker cree importante que se considere cada centavo como una semilla que se puede plantar para tener un árbol de dinero, ¿lo habías visto desde esa perspectiva?

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: