6 pasos para emprender en solitario

Total
493
Shares

Emprender sin tener una experiencia previa en los negocios puede ser un proceso complicado. Son muchos los conocimientos y habilidades que tenemos que incorporar en un período corto de tiempo. Además, nunca faltan los errores y fracasos, por lo que también hace falta mucha tenacidad y tolerancia a la frustración.

Todo este panorama se complica cuando decidimos emprender en solitario. Porque si bien hacer negocios de la mano de un socio tiene otras complicaciones, la realidad es que siempre será más fácil avanzar cuando contamos con otras ideas, puntos de vista, recursos y conocimientos. Y por supuesto, compañía y apoyo emocional.

Sin embargo, son muchas las personas que de todas maneras deciden emprender en solitario, sobre todo en el área de servicios. Y que con el tiempo logran desarrollar empresas sólidas y con una clientela fiel. La clave está en respetar algunos pasos (como la elaboración del plan de negocios o las primeras campañas de marketing), que te permitan organizarte, enfocarte, y aprovechar al máximo tus recursos disponibles. Y aquí te contamos cuáles son.

Paso #1. Desarrolla un plan de negocios

Muchos emprendedores deciden saltarse este paso porque consideran que este documento nunca va a reflejar la realidad de su empresa. Pero más allá de que funciona más bien como un pronóstico (sobre todo cuando se hacen proyecciones de ventas), resulta imprescindible para determinar la viabilidad de la idea de negocios, con cifras concretas como la inversión inicial, los gastos o el personal necesario. Y, en caso de que esa sea tu idea, para atraer a potenciales inversionistas.

Paso #2. Investiga el mercado

Lo ideal es contratar los servicios de una compañía especializada, pero también es cierto que sus tarifas suelen ser altas y, cuando emprendemos solos, no tenemos tanto presupuesto disponible. Para cumplir con este paso, puedes recurrir a estudios de mercado publicados en Internet, a artículos en medios de comunicación, censos realizados por cámaras empresariales y hasta opiniones de expertos o empresarios del sector, que puedan brindarte su punto de vista.

Paso #3. Analiza a tu competencia

Puedes hacerlo a través del método más sencillo: la observación directa. Luego de identificar a tus principales competidores, revisa sus perfiles en redes sociales y analiza su oferta, los horarios de atención, precios y todos aquellos detalles que definan su propuesta de valor. Luego, haz campañas de mistery shopping y visita sus locales, para confirmar si cumplen con su promesa de marca.

Paso #4. Busca ayuda para hacer todos los trámites legales

Esta es un área en la que no vale la pena que inviertas tu tiempo. Así que busca antes que nada a un buen Contador, que pueda asesorarte sobre la figura fiscal con la que te conviene darte de alta ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT), te ayude a obtener un RFC y te enseñe a generar las primeras facturas. En general, conviene arrancar como persona física con actividad empresarial o a través del Régimen de Incorporación Fiscal (RIF).

Paso #5. Capacítate para organizar bien tu tiempo

Cuando se emprende en solitario, son tantas las cosas por hacer en el día que puede resultar difícil reservar tiempo para el descanso, la familia o la práctica de algún deporte. Adquiere desde el inicio nuevas habilidades y herramientas para gestionar tu tiempo, enfocarte, ser más productivo y aprovechar cada jornada de trabajo al máximo.

Paso #6. Trabaja desde el inicio en armar tus redes de apoyo

Cuando un nuevo negocio tiene dos o más socios, es más sencillo generar nuevos prospectos, conseguir los datos de buenos proveedores o acceder a sesiones de mentoría. Cuando trabajamos solos, en cambio, esas redes son más limitadas, por lo que es fundamental que dediquemos tiempo desde el día uno del emprendimiento a hacer networking y generar contactos valiosos.

 

 

 

You May Also Like