No hace falta decir que un mal proveedor puede ser el causante de que no cumplas con tus tiempos de entrega y se vea afectada tu imagen gravemente. En el mundo emprendedor, tener este problema significa un obstáculo para el desarrollo y crecimiento de tu negocio, más si lo que buscar son nuevos clientes y fidelizar a los que ya tienes.

Si en el proceso de tu proyecto requieres servicios o productos de terceros, es muy importante que aprendas a detectar si quien te ofrece este tipo de servicios es la persona o empresa adecuada o si es un mal proveedor y te conviene evitarlo.

1. No cumple con lo prometido

Puede sonar exagerado, pero por ejemplo, un proveedor que queda en llamar a las 10 de la mañana y te regresa la llamada a las 6 de la tarde, no está respetando tu tiempo, además de que proyecta falta de interés y no sumará para mejorar tu productividad.

2. Cambia los precios constantemente

Si el pretexto es el dólar o cualquier otra circunstancia que afecte los costos drásticamente, lo mejor es tratar de renegociar un precio más accesible o de lo contrario compara tarifas en el mercado y cambia.

3. Mala calidad

Nadie sabe mejor cómo debe quedar un producto que quien lo está desarrollando y si la calidad de entrega es baja o no es lo que necesitas, se traduce en un gasto innecesario.

4. Tiempos de entrega

Como consejo, una vez que elijas al proveedor, lo ideal es generar un contrato en el que se especifiquen claramente los tiempos de entrega, lo cual te protege ante alguna eventualidad.

5. Como la novia…

Una vez que le dices que sí, ya no te hace caso. Si no hay quién te pueda resolver tus dudas, problemas con el producto o la actitud cambia, es aquí cuando es buen momento para buscar otras opciones.

6. Si urge, no se puede

Seguramente son demasiadas las cosas que tienes en la cabeza o  muchas las presiones que manejas al dirigir tu compañía,  si algo es urgente, lo menos que quieres es estar persiguiendo a alguien para que te lo resuelva. Un buen proveedor estará en la medida de lo posible, atento a tus necesidades y más en tiempos de tensión.

7. No cuida tu dinero

Si el costo puede bajar o te da opciones para obtener mejor calidad a menor precio, este es un buen indicador de que es alguien que espera establecer una relación a largo plazo contigo y tu compañía.

8. No se hace responsable

Si al momento de producir, encuentra errores por parte de tu equipo y no te lo menciona para corregirlos, es evidente la falta de interés por mantenerte como cliente.

9. No facturan a tiempo

Existen proveedores que pueden pasar años sin mandarte tus facturas y esto afecta gravemente tu contabilidad y por ende tu economía. Es importante que solicites tus facturas antes de hacer cualquier pago.

10. No te da crédito

Independientemente de cómo lleves a cabo tus operaciones, es importante que te puedan apoyar con algún tipo de crédito, que al final podría ayudarte a realizar otras inversiones.

Tener un proveedor que se ajuste a tus necesidades será un extra para tu compañía, que en sí misma busca lo mejor para los clientes, ¿cuáles otras características consideras que debes evitar en las personas que proporcionan este tipo de servicios?

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: