En los últimos meses, las plataformas para hacer videollamadas se convirtieron en herramientas imprescindibles en el negocio y también en nuestra vida personal. Con Zoom, Skype o Google Meet, pudimos mantenernos conectados con clientes, empleados, amigos y familiares, y así seguir avanzando con nuestros proyectos, o ser parte de celebraciones como cumpleaños o aniversarios.

Entonces, muchos usuarios empezaron a preguntarse qué podían hacer para verse mejor ante la cámara, ya sea la de la computadora, la laptop o el celular. Después de todo, la imagen personal sigue siendo un elemento importante de comunicación, aunque ahora lo hagamos a decenas o miles de kilómetros de distancia. Y para cuidarla, hay algunos elementos que tienes que tener en cuenta, como el ángulo de la cámara, la iluminación, y las prendas y accesorios que más nos van a favorecer.

Por eso, hoy queremos compartirte 10 consejos para verse mejor en las reuniones por videollamada. Son tips sencillos y fáciles de aplicar, pero que te harán sentir más seguro y relajado a la hora de conectarte.

#1 Ajusta el ángulo de la cámara

Si la cámara te capta desde un lugar equivocado, tu imagen va a verse distorsionada. Por ejemplo, si está ubicada debajo de tu rostro, vas a aparecer “hundido”, ya que sobre tu cabeza se va a ver un espacio vacío y demasiado grande, y además tu rostro se va a ver deformado por el “efecto papada”. Para evitarlo, la cámara tiene que ubicarse ligeramente por encima o a la altura de tus ojos, en paralelo. Apóyate en soportes para celulares o tablets, en libros debajo del ordenador, o simplemente ajusta la altura de la silla del escritorio.

#2 Cuida la iluminación

Para evitar que tu rostro se vea oscuro o, por el contrario, demasiado iluminado y pálido, la fuente de luz tiene que ubicarse en el lugar correcto. ¿Dónde? Delante del sujeto (nunca atrás, para evitar el efecto contraluz, que oscurece la cara). Y de manera indirecta, en un ángulo. En lo posible, opta por la luz natural, y en la noche por una fuente de luz cálida. En otras palabras, lo ideal será que te ubiques frente a una ventana o lámpara en un ángulo de 45 grados. Y para suavizar las sombras sobre el rostro, puedes colocar un folio o cartulina blanca sobre la mesa, que no se vea en el plano.

#3 Mira hacia la cámara

Durante una videoconferencia, tendemos a mirar hacia la pantalla de la computadora o el celular, para ver el rostro de los otros participantes. Pero para hacer contacto visual, conectar y poder transmitir nuestro mensaje, hay que mirar directamente hacia la cámara, sobre todo en el momento en el que nos toca hablar. De lo contrario, tus ojos van a estar mirando fuera del plano, y vas a dar la impresión de que estás distraído o concentrado en otra cosa.

#4 Prepara la escena

También es importante que el lugar desde el que te conectes transmita tu personalidad, profesionalismo y respeto por tus interlocutores. Eso significa que debes evitar mostrar una oficina desordenada, o que se escuchen ruidos de la calle u otras conversaciones dentro de tu casa. De acuerdo a las características de las personas que se van a conectar y la naturaleza del encuentro, piensa si es mejor transmitir desde tu espacio de trabajo (con, por ejemplo, una biblioteca de fondo) o desde la mesa de un jardín, al aire libre.

#5 Revisa el fondo

Antes de empezar la reunión, asegúrate de que en el fondo no aparezcan elementos que puedan afectar tu imagen, como una pila de ropa por planchar, una cama sin tender, la bolsa de la basura que olvidaste sacar en la noche o una pared con la pintura descascarada. En cuestión de imagen personal, ¡todo elemento cuenta! Y si se va a ver parte de tu escritorio, incluye elementos que te identifiquen, como flores, velas o los libros que estás leyendo. Aunque son más impersonales, también puedes recurrir a los fondos virtuales.

#6 Vístete para la ocasión

Elige las prendas que te vas a poner de acuerdo al tipo de reunión de la que vas a participar y el objetivo que tengas en mente. Al final, tienes que vestirte como lo harías si fueras a ver a alguien en persona. Algo que ayuda mucho a concentrarse en la reunión es pensar en un outfit completo, y no solo en el de la cintura para arriba. Por ejemplo, muchas personas se ponen una camisa elegante pero los combinan con pants y unos tenis, pero si por alguna razón tienes que levantarse se van a ver informales y hasta graciosos.

#7 Elige los colores adecuados

Otra recomendación importante es evitar usar colores que se fundan con el fondo, como por ejemplo el blanco. Opta por tonos claros y que te favorezcan de acuerdo al color de tu cabello y tu piel, y que resalten lo mejor de tu rostro. En general, los colores que mejor funcionan son los azules, verdes y grises en tonos medios, y las telas sin brillo. Los estampados llamativos tampoco funcionan, ya que se van a ver deformados y van a distraer a tu interlocutor, así que opta por las prendas con colores lisos.

#8 Usa prendas con mangas

Una playera, blusa o camisa con al menos una manga corta siempre se verá más elegante y profesional. Además, la atención en tus hombros o tus brazos va a distraer la atención del resto de los participantes, y para transmitir claramente tu mensaje, lo que tú necesitas es que se concentren en tu rostro y en tus expresiones de entusiasmo y compromiso con el proyecto.

#9 Resalta tu rostro

En el caso de las mujeres, pueden aprovechar las ventajas de un maquillaje suave, que resalte sus mejores rasgos. Los profesionales de la belleza recomiendan usar una base suave y cálida, que no muestre la piel excesivamente pálida; definir las cejas; usar un bronzer que marque los pómulos y le de un toque saludable al rostro; y por último aplicar un labial neutro. También puedes maquillar tus ojos, pero evita los colores demasiado dramáticos que podrían oscurecer tu mirada.

#10 Controla tu lenguaje corporal

Este es otro factor que solemos descuidar, y que resulta clave para transmitir la imagen que queremos y poder conectar. ¿Qué recomiendan los expertos? En primer lugar, mantener la cabeza recta y con una expresión relajada (tampoco hay que sonreír todo el tiempo). Como ya mencionamos, para mostrarse atento a la conversación hay que mirar directamente hacia la cámara. Y también es importante controlar el movimiento de las manos, sobre todo si son grandes y las utilizamos mucho al momento de hablar. Si no te sientes seguro, practica tus expresiones y movimientos con alguna de las aplicaciones de fotografía y video de la computadora.

Síguenos en Facebook

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: