5 errores comunes al definir tus precios, ¡evítalos!